Empresarios del sector construcción de Nicaragua, aplaudieron la decisión del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, de promover leyes que fomenten la construcción y el acceso de viviendas de interés social, de manera que muchas más familias puedan adquirir un hogar digno.

El domingo pasado el Presidente Daniel en la conmemoración del natalicio del General Augusto C. Sandino, presentó la Ley 865 y la Ley 677, referentes al fomento en la construcción de viviendas y en el acceso a las viviendas de interés social.

“Aquí estamos ampliando el techo, porque antes esto estaba cubriendo viviendas de un valor menor, aquí lo estamos ampliando hasta viviendas que tienen el valor de 32 mil dólares”, explicó el Comandante Daniel al presentar las iniciativas, subrayando que más sectores pobres podrán acceder a las viviendas.

El ingeniero Benjamín Lanzas, Presidente de la Cámara de la Construcción, manifestó que ven con muy “buenos ojos” el planteamiento realizado por el presidente Daniel, pues hacerlo redundará en la creación de mayores fuentes de empleos.

“Definitivamente lo vemos con muy buenos ojos. Hemos tenido conversaciones con el gobierno a través del COSEP y CADUR, en la cual hemos insistido en los últimos años, que el techo de vivienda de 20 mil dólares es un techo estático, que no estaba ayudando a la economía nacional, que no estaba ayudando a motivar a la construcción de viviendas sociales y que era un techo demasiado rígido y con esta ley que se modificó se va a tener un gran dinamismo en el sector de construcción”, valoró Lanzas.

Indicó que subiendo el techo a 32 mil dólares, se incrementa las líneas de crédito y por ende muchas familias podrán optar a las viviendas porque tienen más facilidades de pago.

“En todo el sentido de la palabra esto va a ser una medida que definitivamente va a beneficiar a todo el sector de la construcción, en lo que es mano de obra, en lo que es creación de fuentes de trabajo, en lo que es impulsar la economía nicaragüense”, considera Lanzas.

Luis Barbosa de la CST-José Benito Escobar, indicó que es harto conocido que el mayor promotor de viviendas ha sido el Gobierno Sandinista desde el 2007.

"Cuando ampliás el techo, lógicamente se baja el porcentaje que tenés que pagar al Banco, la tasa de interés, creo que eso facilita a muchos trabajadores poder acceder a una vivienda, ya sea de 20 ó 32 mil dólares (...) La oportunidad nos da este gobierno, la voluntad política de este gobierno que amarra con la Banca, amarra con el sector construcción lo que es la vivienda de interés social y dándole subsidio".

Ricardo Meléndez, Presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (CADUR), indicó que era necesario realizar un ajuste a la ley 677, tal y como fue firmado por el Comandante Daniel.

Indicó que ahora una familia que opte a un crédito hipotecario de hasta 32 mil dólares, podrá acceder a un subsidio a la tasa de interés de hasta un 2.5 por ciento.

“Es decir que la casa puede valer 35 mil dólares, la familia da tres mil de prima y siempre y cuando el préstamo hipotecario sea de 32 mil, ellos pueden optar al subsidio, esto es un gran logro, estamos dando mayores oportunidades a la familia de tener mejores casas, más grandes y con más extras”, explicó Meléndez.

Para las familias que tramiten casas de 20 mil dólares o menos, van a tener el subsidio de la tasa de interés y un subsidio directo de hasta 2 mil dólares aplicado a la prima en función del presupuesto que tenga el gobierno. Todas las viviendas de hasta 32 mil dólares van a estar exoneradas del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Destacó que ahora hay más facilidades para adquirir una vivienda, las entidades bancarias disponen de mayores fondos hipotecarios, hay subsidios y ofertas de proyectos de urbanizadores. CADUR tiene 53 proyectos habitacionales, de los cuales 29 son de interés social.

Respaldan fortalecimiento de alianza con gobierno

En relación al tema del fortalecimiento de la alianza o modelo tripartito de diálogo, Lanzas respalda el planteamiento hecho por el Comandante Daniel, pues no existe otra manera de sacar adelante a Nicaragua.

“Nosotros vemos eso con muy buenos ojos, es que no existe otra manera, un gobierno que pretenda que la economía de un país salga adelante sólo con políticas gubernamentales se equivoca y por tanto necesita el impulso del sector privado, necesita del impulso de inversionistas, ya sea nacionales o extranjeros que vengan a motivar e incentivar la economía”, dijo Lanzas.

Agregó “la comunicación que se ha tenido entre sector privado y gobierno ha venido a quebrar una brecha que nos tenía en el subdesarrollo enorme, ahora vemos que tenemos un crecimiento de un 5 por ciento, vemos que los inversionistas extranjeros están creyendo cada vez más en Nicaragua, vemos que crecemos en las viviendas, se pasan leyes en consenso con el COSEP”.

Meléndez considera que el diálogo tripartito está ayudando a resultados positivos en el país y se traduce en los diversos proyectos habitacionales.

“Tenemos una comunicación continua con el gobierno, sobre el avance en la construcción, también tenemos comunicación continua cuando suceden inundaciones e inmediatamente nos reunimos con la alcaldía para encontrar soluciones y este mismo año lo que sucedió el 10 de abril (terremoto) nos reunimos con INVUR y con SINAPRED. Hemos venido aportando nuestro granito de arena al desarrollo del país”, planteó Meléndez.

El sector construcción genera unos 20 mil empleos directos, cifra que podría incrementarse una vez que ambas leyes comiencen a ser aplicadas.