Desde el 27 de abril que inició la actividad en el volcán Masaya, han ocurrido unos 140 sismos entre pequeños y de mediana intensidad, así como 29 explosiones de poca intensidad. Las últimas explosiones registradas en el Parque Nacional Volcán Masaya ocurrieron en el 2006.

Lo anterior son parte de las explicaciones brindadas por la sismóloga y vulcanóloga de INETER Virginia Tenorio, que llamó a la población que vive en comunidades cercanas, a no preocuparse por las posibles columnas de humo que pueda emitir el coloso que desde el 27 de abril se mantiene en actividad.

Explicó que los especialistas del INETER siguen muy de cerca la actividad en el tremor de la cámara magmatica y en este caso “el volcán tiene su tremor un poco bajo, está entre las 40 y 50 unidades resam, siendo lo normal entre 30 y 40”.

Señaló que la explosión ocurrida la mañana del lunes pasado hizo subir el tremor a las 80 unidades y “ahora ha bajado y eso nos indica que tenemos que tener un poquito más de cuidado en la vigilancia, porque el tremor bajó mucho”.

Informó que la madrugada de este 3 de mayo  se escuchó dos pequeñas explosiones, que originó la salida de ceniza y pequeñas rocas. La intensidad del tremor, no es más que el nivel de actividad que presente en la cámara magmatica.

“No hay sismos, tenemos poco sismos, son sismos muy pequeños que se confunden con el tremor, es decir con la amplitud del tremor y cuando comencemos a notar que los sismos son más fuertes, sin tenemos que poner más vigilancia de la que tenemos hora”, dijo Tenorio.

Valoró como importante que el volcán libere pequeñas cargas de energía, ya que evita que la misma se acumule y de origen a una gran explosión.

La especialista manifestó que toda actividad volcánica, es muy importante porque permite a la institución conocer las características y comportamiento de este coloso y de esa forma emitir conclusiones más acertadas.

“Es una oportunidad para nosotros conocer aún más las actividades del volcán, porque no todas las actividades sísmicas y explosivas de cada periodo son iguales, todas son muy diferentes, por ejemplo la del 2001 no hubo aumento de tremor, no hubo sismicidad, simplemente hubo la explosión, nada de aviso, lo importante de esta vez que el volcán nos aviso”, refirió Tenorio.

La entrada para los turistas nacionales y extranjeros sigue suspendida por seguridad.