Miles de familias se lanzaron a las calles principales de Boaco para recibir con los tradicionales cohetes y morteros, así como con bandas colegiales de gimnasia rítmica, al cardenal Leopoldo José Brenes en su visita pastoral a aquella ciudad que realizó este domingo.

La caravana del cardenal Brenes fue encontrada en primera instancia en el empalme de Teustepe por ciudadanos de ese localidad y automovilistas boaqueños quienes le acompañaron, antecedido por policías de tránsito, hasta llegar a la ciudad de dos pisos, a como le llaman a Boaco.

La caravana del cardenal Brenes fue recibida por alcaldes de distintas localidades del departamento de Boaco, quienes le acompañaron en su recorrido por unas 20 cuadras de la ciudad bajo un clima que por momentos se ponía nublado y caía una ligera brisa, así como por momentos de sol muy intenso.

Su Eminencia fue a su vez nombrado por la alcaldía de Boaco como hijo dilecto de esa ciudad y le fue entregada las llaves de la misma en la ceremonia realizada al inicio de la jornada de su visita a la ciudad de dos pisos.

El recorrido del cardenal Brenes estuvo antecedida no sólo por la Policía y grupos colegiales que tocaban sus instrumentos saludando al prelado, sino también por un grupo de caballistas, cuya marcha terminó en el costado norte de la parroquia del Perpetuo Socorro, en el centro de Boaco, donde fue concelebrada una misa al aire libre.

La misa fue concelebrada por sacerdotes de 16 parroquias del departamento de Boaco en una tarima desde donde el cardenal Brenes dirigió su mensaje a los católicos boaqueños.

El Cardenal Brenes al ver a los católicos que acompañaron la marcha a lo largo de las 20 cuadras, manifestó “es algo muy hermoso ver esta fe profunda, resultado de un trabajo grande que está haciendo Monseñor Jorge Solórzano junto con los sacerdotes del departamento, tras cumplir una intensa misión de tres años”.

Llamó el religioso a los católicos boaqueños a “orar por el Papa Francisco, por el obispo de la diócesis de Granada, Monseñor Jorge Solórzano y también por este servidor y por todo el presbiterio”.

Por su parte monseñor Jorge Solórzano Pérez, obispo de la diócesis de Granada, agradeció la visita del cardenal José Leopoldo Brenes a la ciudad de Boaco, como una de las zonas pastorales de la diócesis de Granada.

Entre tanto una feligrés católica, Auxiliadora Martínez consideró excelente la bienvenida dada por los católicos boaqueños al cardenal Brenes, porque dijo “hay participación de las 16 parroquias de las distintas comunidades, para los católicos de Boaco es un día de gozo”.

“De hecho hay un ambiente de tranquilidad, paz y armonía, eso es lo que queremos como año de la familia que haya paz, que haya armonía”, explicó Martínez.

Por su lado Francisco Cantillano dijo “esperábamos desde hace rato que el cardenal Brenes viniera a visitarnos y por eso se desbordó la gente para acompañar al cardenal Brenes por las calles de Boaco en armonía, con la Paz del Señor”.

Mientras tanto Marco Antonio Álvarez afirmó “podemos comprobar lo importante que es la visita del cardenal Brenes por la cantidad de gente que tenemos aquí, por el recibimiento que se le está dando, porque él se lo merece y más que eso”.