La Promotoría Solidaria hizo entrega este martes de 1 mil 200 paquetes alimentarios a familias de Mateare que fueron altamente afectadas por el terremoto del pasado 10 de abril.

Las brigadas que asistieron a las famiilas de este municipio distribuyeron paquetes cargados de arroz, frijoles, azúcar, aceite, cereales y otros productos propios de la canasta básica.

Desde los territorios afectados, el equipo periodístico de El 19 Digital pudo constatar una serie de grietas que dejó el devastador terremoto de 6.2 grados en las calles de Mateare.

La casa se quebró como un hielo

Una de las habitantes de este poblado, Marlene Martínez, dio gracias a Dios que al vivir el fuerte movimiento telúrico, sus tres hijos y ella pudieron salir a salvo, antes que su pequeña casa de ladrillos se viniera abajo.

"La casa se quebró como un hielo. Las paredes se rajaron, y el techo se vino poco a poco al suelo, fue horrible. Ahora estamos muy agradecidos por estos alimentos que el Presidente Daniel y la compañera Rosario nos mandan, además que ya nos están edificando nuevamente nuestro hogar", indicó.

Actualmente, miembros del Ejército de Nicaragua y trabajadores del Ministerio de Gobernación se encuentran desplegados garantizando la distribución de materiales de construcción para reedificar las viviendas que el terremoto y la cadena sísmica dejó en estado de ruinas.

La solidaridad entre las familias

Paula Marina Pichardo, quien ha habitado por más de diez años en Mateare, relató que el terremoto que acaban de vivir ha sido traumante no solo para los niños, sino para muchas personas que incluso vivieron el terremoto de 1972.

"Fue estremecedor, vimos casas caer, la gente gritar, niños llorando. Muchas personas aún temen de que vuelva a pasar algo, sin embargo nos encomendamos a Dios que todo lo puede", manifestó tras recibir un paquete alimentario de manos de los promotores solidarios.

La pobladora agradeció el compromiso y apoyo que ha garantizado este Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario; y expresó que, luego de este terremoto, muchas familias actualmente se encuentran igualmente contentas porque Mateare está "como volviendo a nacer, y se siente el espíritu de vida y solidario entre la gente".