El cacao es un cultivo de alta rentabilidad que puede sacar de la pobreza a miles de familias nicaragüenses, quienes por décadas se han dedicado a la siembra de productos tradicionales como el maíz y el frijol.

Por esta razón el Gobierno Sandinista inició hace aproximadamente dos años el Programa Nacional del Cacao, el cual busca fomentar un acercamiento con los agricultores para juntos incrementar los niveles productivos de tan importante rubro.

Precisamente dentro de esta estrategia se desarrolló este martes un encuentro del Ministerio de Economía Familiar y Comunitaria y el Ministerio de Agropecuario, con representantes de las diferentes cooperativas productoras de cacao, en donde se abordó temas como la asistencia técnica y el acceso al crédito.

Para los productores estos dos elementos son fundamentales, ya que de ellos depende incrementar la producción y por lo tanto el nivel de vida de sus familias.

“Se necesita que el acceso al crédito sea un poco más factible, con tasas de interés más viables y a largo plazo. Eso realmente mejoraría (la producción). También que la parte de la asistencia técnica sea más puntual, más dirigida con temas realmente específicos y que ayuden a los productores”, explicó Alejandro Mairena, gerente de la Cooperativa COOCAFRUT, de Río San Juan.

El caco es un cultivo amigable con el medioambiente, que en el caso de Nicaragua está en mano de pequeños productores.

Un buen ejemplo de ello es Meyling Ester Siles, del municipio de Waslala, quien recordó que hasta descubrir las ventajas del cacao ella y su familia eran productores de granos básicos.

“Antes sembrábamos frijol y maíz, y eran poco rentables. El cacao es el único que nos da más para mantener a la familia”, expresó Siles, de la cooperativa Akawas.

Incremento de áreas de cultivo

Es importante señalar que buena parte de la producción de cacao va destinada al consumo local, mientras que otra se exporta a Europa, donde el cacao nicaragüense goza de gran aceptación por su calidad y sabor.

La Ministra de Economía Familiar, Comunitaria y Asociativa, María Machado, explicó que la orientación del Presidente de la República, comandante Daniel Ortega es potenciar este cultivo, ya que de este dependen más de 10 mil pequeños agricultores.

“Nuestro cacao es un cacao orgánico, con muy buenos sabores. Ya hicimos unas pruebas con catadores de Sudamérica hace dos años y ellos dijeron que nuestro cacao tiene exquisitos sabores”, afirmó la Ministra, asegurando además que se está trabajando para garantizar asistencia técnica y apoyo a todos estos productores.

Actualmente existen 15 mil manzanas dedicadas a este cultivo, sin embargo, el objetivo del gobierno es incrementar el área a unas 20 mil manzanas.

En aras de este objetivo, este lunes el Gobierno firmó un acuerdo de préstamo por 20 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De estos, 10 millones de dólares están destinados para garantizar el acceso al crédito a pequeños productores de cacao y leche. El acuerdo también incluye una partida para asistencia técnica. Todos estos recursos serán canalizados a los productores a través del Banco de Fomento a la Producción (Banco Produzcamos).