En el Instituto Ramírez Goyena, en el segundo día del reinicio de las clases, la asistencia de estudiantes alcanzó el 95 por ciento del total de matriculados, lo que demuestra el entusiasmo de los alumnos por asistir a las aulas y continuar con su aprendizaje académico.

La profesora Francisca López, Directora del citado centro escolar de Managua, manifestó que los estudiantes se han incorporado a sus clases con toda normalidad, teniendo en cada aula tres alumnos dedicados a orientar las medidas de evacuación en caso de una emergencia, sea por sismos o inundaciones.

“El día de ayer (lunes) que fue el primer día de clases tuvimos un 90 por ciento de asistencia y se realizó un simulacro lento y se realizó luego un simulacro cronometrado. Los muchachos vinieron hoy con un poco más de entusiasmo y logramos un 95 por ciento del personal que debe de estar”, citó López.

Subrayó que ahora todos los días se le está orientando a cada alumno tomar las medidas de precaución cuando ocurra un evento sísmico.
“En cuanto a las clases se sienten satisfechos porque dicen que pasar tantos días en la casa y con una sola guía se sentían que no avanzaban y ahorita que vinieron sí han venido entusiasmados porque todos están en clases”, señaló la docente.

Jureia Suárez, estudiante del Quinto Año, manifestó que el susto de los sismos ya pasó y que ahora se están preparando para culminar sus estudios de secundaria y tomar otro paso importante, como es el ingreso al sistema universitario.

“Varios de nosotros estábamos como un poco asustados, porque muchos pensamos los de quinto año que no nos íbamos a promocionar (graduar), que nuestra promoción no se iba a hacer, pero ya cuando venimos entrando los profesores nos vinieron diciendo cada actividad y cada una de las cosas que se iban a hacer, los programados de las fechas y los trabajos que se iban a entregar y entonces nos pusimos un poquito más tranquilos y estamos entusiasmados”, comentó Suárez.

Indicó que cada clase la están recibiendo de manera normal, los tiempos de recesos, las entradas y salidas están en su horario.

“Estoy emocionada porque este año es mi promoción y me gustaría subir a recibir mi diploma y después entrar a la universidad y terminar mi carrera profesional”, señaló Jureia.

“Vengó con un ánimo bueno, un ánimo de superación y pasamos tres semanas descansando, ya estaba aburrido en la casa y me gusta estar en clase”, expresó Bryan Zapata, quien se declaró preparado ante las emergencias en caso de ocurrir un sismo.

La profesora Antonia Vílchez, de ANDEN, afirmó que la asistencia de los maestros en los seis municipios que reiniciaron clases fue total y todos están muy entregados en impartir los conocimientos a sus alumnos.

“El regreso a clases ha sido positivo de parte de los alumnos y también de parte del personal docente, los maestros han entrado con mayor compromiso, con mayor responsabilidad y con mejor preparación en cualquier momento que ocurra un desastre, no solamente sismo, sino cualquier desastre, puede ser de lluvia o de huracanes, los maestros están con un nivel de consciencia de mayor preparación”, considera.

Sostuvo que los planes de capacitación y fortalecimiento curricular se mantiene, tal y como si no hubiese ocurrido la emergencia por los sismos.

“Hay como mayor confianza y seguridad de parte de los maestros, están empeñados en asumir su responsabilidad en el desarrollo de los planes y programas de estudio. De ninguna manera se afectan los planes de capacitaciones, al contrario está emergencia nos obliga a tener mayor compromiso en el sentido de integrarnos a las diferentes capacitaciones”, indicó la dirigente andenista.

En el Instituto Ramírez Goyena estudian 2 mil 300 jóvenes que reciben sus clases en los turnos matutino, vespertino y sabatino, mientras los domingos se promueve el programa Sandino II.