Nicaragua será la sede de la XXXVI Reunión Portuaria del Istmo Centroamericano (REPICA) en la que participarán más de 80 representantes de las empresas portuarias de toda la región, encuentro en el que se abordarán temas de sumo interés en cuanto a la seguridad, protección y productividad del sector portuario se refiere, además del cuido y la preservación del medio ambiente.

Durante los cuatro días que durará el encuentro, que inicia este próximo 13 de Mayo, los países participantes tendrán la oportunidad de intercambiar experiencias y tendencias en cuanto al manejo y uso de nuevas tecnologías en los puertos marítimos, así mismo, Nicaragua estará firmando en conjunto con Panamá un convenio de cooperación.

“Esperamos que este encuentro sea todo un éxito con el apoyo de todos, hoy nos toca a nosotros ser los anfitriones de este gran evento de importancia para el desarrollo del transporte marítimo centroamericano, a corta distancia, para ello tendremos una serie de temáticas a abordar, en las que se plasman cada una de las situaciones a las que nos enfrentamos en las empresas portuarias de la región” señaló Virgilio Silva, Presidente Ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional (EPN).

“Vamos a formalizar un convenio con la Universidad Marítima Internacional ubicada en Panamá con cinco de nuestras universidades y esperamos que esto sea una realidad, donde se puedan capacitar a todos nuestros hermanos”, añadió Silva.

Por su parte Otto Noack, Director Ejecutivo de la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo (COCATRAM) destacó la importancia que ha tenido a lo largo de estos años este tipo de encuentros regionales.

“Esta reunión centroamericana es una de las tantas redes que administra la Cocatram, es un mecanismo diseñado para poder cumplir con el mandato de integración que deriva del Sistema de Integración Centroamericana, lo que tratamos de hacer en la práctica es la convergencia de todas las administraciones portuarias a nivel de la región, lo que ha permitido ampliar el ámbito de cobertura”, expresó.

“Lo que pretendemos es poder trascender de las buenas intenciones y lograr hechos concretos como la mejora en la productividad de las instalaciones portuarias, mejorar el transporte marítimo de corta distancia y como hecho relevante abordaremos el tema relacionado a la seguridad portuaria, tomando en cuenta que este año cumplimos diez aniversarios de contar con el código de protección a buques, el que permitió desarrollar un concepto de seguridad integral”, concluyó.