Los llamados del presidente Xi Jinping a mejorar los estilos de trabajo de los funcionarios y sus exhortaciones a la concreción de la campaña nacional en ese sentido aparecen hoy destacadas en la prensa china.

El líder de este gigante de Asia dijo durante una visita realizada el fin de semana al condado de Lankao, en la provincia central de Henan, que la actual campaña no debe ser reducida a una formalidad ni realizada a la ligera.

Xi exhortó a adoptar medidas efectivas que prevengan que ese programa para mejorar estilos de trabajo de los funcionarios públicos se convierta en lo que llamó arroz a medio cocinar.

Durante una reunión con miembros del Comité Permanente del comité provincial del Partido Comunista de China (PCCh) en Henan, el mandatario discutió problemas y errores para solucionarlos y advirtió que "luchar contra el formalismo con formalidades tiene efectos negativos".

El también secretario general del PCCh llamó a adherirse firmemente a las creencias de la ideología comunista y a promover funcionarios que realicen con conciencia y dedicación su trabajo.

Agregó que los éxitos de esta campaña demuestran que se pueden reconocer los estilos dañinos de trabajo y solucionarlos, aunque sean de diversas formas y por causas complicadas.

Xi dijo que como parte de la segunda ronda de esa campaña nacional, cada uno de los siete integrantes del Comité Permanente del Buró Político del PCCh tendrá un grupo de condados que supervisar y que a él le corresponde el Lankao.