El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, recibieron al Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y a su esposa, la primera dama de ese país, Ana Rosalinda García, en un encuentro en el que abordaron importantes temas de la agenda entre ambos países.

El mandatario hondureño se hizo acompañar de una delegación de alto nivel conformada por Jorge Ramón Hernández, secretario y coordinador general del Gobierno de Honduras; Diana Gabriela, subsecretaria de Relaciones Exteriores; José Tomás Zambrano, prosecretario del Congreso de Honduras; y el General Mario Castillo, edecán militar.

Durante las palabras de bienvenida, el Comandante Daniel valoró que “estos son tiempos en los que se presentan grandes oportunidades por todo lo que esta aconteciendo en nuestra región, en Centroamérica y en América Latina”.

“En el caso particular de nuestra región (estos son tiempos) para fortalecer el proceso de integración y para consolidar toda la región Latinoamericana y Caribeña como una región de Paz, como lo hemos expresado, como lo hemos acordado en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, de la cual somos fundadores Honduras y Nicaragua, de esa CELAC que impulsó con esa gran fuerza, con esa gran vitalidad, con esa gran pasión el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías”, expresó Daniel.

Intercambio en temas de producción, consumo y comercio

El Presidente Daniel Ortega manifestó que las relaciones entre Nicaragua y Honduras son muy buenas y expresó que existe el espíritu y la voluntad política para que sean mucho mejores.

Señaló que en la agenda entre ambos países están los temas de intercambio comercial, como el de la importación de huevos hondureños que el gobierno nicaragüense autoriza para satisfacer la demanda local de las familias y a su vez protege la canasta básica a la población.

El mandatario nicaragüense explicó que el importar huevo hondureño contribuye a estabilizar los precios de ese producto en el mercado local, evitando que los precios se disparen y se golpee económicamente a los más pobres.

Daniel agregó el tema de la producción de granos básicos entre ambos países, algo que se podría desarrollar en la zona fronteriza.

“Somos pueblos hermanos que tenemos zonas fronterizas que las podemos desarrollar de manera mucho más tecnificada e involucrando a las poblaciones fronterizas para producir más frijol, para producir más alimento básico, maíz, arroz, que contribuyan a llenar las necesidades de las familias hondureñas, de las familias nicaragüenses y que ya logrando mayores producciones podamos también exportar frijoles porque tenemos un potencial para hacerlo, tenemos tierra para producir arroz, frijoles, desarrollar la ganadería de carne, la ganadería de leche”, indicó.

“Tenemos un potencial que juntándonos hacemos un mercado mucho más potente para combatir la pobreza de nuestros países, para llevarle más alimento a nuestras familias y para colocar en el mercado internacional y que nos dé divisas para las obras que hay que desarrollar en el campo social, educación, salud, carreteras, caminos, etc.”, agregó.

En este campo particular, el Presidente comentó el más reciente programa sobre Frijoles Solidarios que se ejecuta en el país para garantizar la seguridad alimentaria de las familias nicaragüenses.

Daniel explicó que en toda la región hay problemas con el alza en los precios de ese grano básico. “Aquí teníamos algún frijol acopiado y lo estamos sacando en puestos móviles, para entregárselo, vendérselo a la población a precio más bajo de como se encuentra actualmente en el mercado”, explicó.

“En el mercado anda por 20 o 21 córdobas la libra de frijoles, hasta 22 córdobas, y en este caso se trata de ofertar a 16 córdobas la libra de frijoles y que eso ayude a estabilizar el precio”, comentó.

Agregó que para el éxito del programa se ha desarrollado un riguroso mecanismo de pesas y medidas desde el lugar que se está empaquetando hasta el momento en que se entrega al consumidor. Explicó que el gobierno ha certificado las pesas para que las familias puedan recibir la libra de frijoles completa, al valor y precio justo.

Golfo de Fonseca se convertirá en zona pujante en el campo económico

Otro tema de trabajo entre los presidentes es la zona del Golfo de Fonseca, cuyo desarrollo permitirá el bienestar de los pueblos convirtiéndose en una zona pujante en el campo económico.

“Que de una zona de conflicto se convierta en zona de Paz y de beneficio para todas las comunidades que tenemos alrededor del Golfo, tanto del lado de El Salvador, del lado de Honduras, como del lado de Nicaragua, y atraer inversiones y que se convierta en una zona que aporte a la lucha contra la pobreza, aporte al bienestar de las comunidades de la zona del Golfo de Fonseca”, manifestó.

Desastres y cambio climático en agenda centroamericana

Por su parte, el Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, manifestó que ante los desastres los países de Centroamérica tienen que desarrollar alianzas y busca las mejores prácticas de cómo enfrentar los desafíos de la naturaleza.

“Sin duda el tema del cambio climático es fundamental abordarlo y eso es parte de la agenda en Centroamérica y desde luego de la agenda bilateral con Nicaragua”, aseguró.

Tenemos que desarrollar capacidad para alimentar a nuestros pueblos

En relación a los temas de producción, consumo y comercio, Hernández manifestó que es importante abordar el tema de la atención a las familias más necesitadas en cuanto a proporcionarles alimentos.

“En eso también estaremos trabajando juntos el tema del potencial agrícola que Centroamérica tiene, es fundamental y obviamente debemos desarrollar la capacidad de poder alimentar a nuestros pueblos”, valoró.

Golfo de Fonseca es una zona de extraordinario potencial

Sobre el Golfo de Fonseca, precisó que es una zona con un extraordinario potencial.

“Es bueno que nuestros pueblos sepan del enorme potencial y que nos demos cuenta y reconozcamos que en vez de que sea un factor de conflicto, el Golfo debe ser un factor que una a los pueblos, pero que también podamos invertir, desarrollar algo que pueda poner el Golfo de Fonseca en el mapa del mundo en términos de inversión, en términos de oportunidades que les generen ingresos a las familias que viven en la zona, pero también pueden ser ingresos importantes para los tres países”, expresó el mandatario hondureño.

“Ese tema lo hemos abordado con el presidente electo (de El Salvador) Sánchez Cerén y el hecho de retomar esa ruta de diálogo productivo, efectivo, es muy importante y por eso estamos aquí el día de hoy con mucha esperanza de que avancemos pronto en ese tema”, agregó.

Hernández agradeció públicamente al presidente Daniel Ortega por compartir su visión sobre el Golfo de Fonseca y expresó que “el Golfo en poco tiempo podrá ser un factor de riqueza, de crecimiento para los pueblos nuestros, en vez de ser un factor que nos divida, que nos genere conflicto. Al final Dios nos puso juntos y ahí vamos a estar siempre y lo mejor es sacarle provecho a esas potencialidades que el Señor nos ha dado”.

Resalta satisfacción de las familias nicaragüenses

El mandatario hondureño resaltó la satisfacción de las familias nicaragüenses con el trabajo que se realiza a nivel social, impulsado por la Compañera Rosario Murillo, a través de buenas prácticas dirigidas a los sectores más humildes.

“Nosotros admiramos mucho lo que ustedes han hecho en trabajos de atención a la gente más necesitada y esas buenas prácticas, esas recetas, que le dan satisfacción al nicaragüense humilde, pobre, para nosotros son muy importantes también”, indicó.

Honduras cooperará en materia de seguridad en frontera con Nicaragua

Finalmente, el Presidente de Honduras, Juan Hernández, reiteró el compromiso de su país de colaborar con Nicaragua en muchos aspectos como el de seguridad, para garantizar la Paz.

“Finalmente, le digo al pueblo nicaragüense: en Honduras somos un pueblo de Paz, un pueblo que quiere seguir en esa relación de muy buena vecindad, tanto así que hemos instruido a nuestras fuerzas de seguridad para que también la parte de las fronteras con ustedes, que a veces existen algunas personas que se van para allá solo para después regresar y hacer fechorías tanto en un lado y otro, nosotros estamos dispuestos totalmente a contribuir para traerle Paz al pueblo nicaragüense. Cualquiera que abuse de una persona, de un ser humano, por humilde que sea, ahí tenemos que hacer causa común para que nuestros pueblos vivan en Paz, en tranquilidad”, concluyó.