Los diputados de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional se reunieron con El Ministro Secretario de Políticas Nacionales, Paul Oquist, y el Director Ejecutivo del Instituto Nacional Forestal (INAFOR) William Schwartz, para analizar la propuesta de reforma a la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo (Ley 290).

Dicha reforma tiene el interés que el INAFOR pase a ser rectorado por la Presidencia de la República. Actualmente el INAFOR está adherido administrativamente al Ministerio de Agropecuario y Forestal (MAGFOR).

“La reforma persigue adicionar a la rectoría sectorial de la Presidencia de la República, el Instituto Nacional Forestal. Actualmente está adicionado a lo que es el Ministerio Agropecuario, entonces la reforma persigue que pase al ámbito de la Presidencia de la República”, explicó la compañera diputado Irma Dávila, presidenta de la citada comisión.

También el Presidente de la República Daniel Ortega solicita al parlamento nicaragüense reforme la definición que tiene la ley 290 sobre el tema de la descentralización administrativa, agregando en esta la potestad de nombrar un director y/o codirectores.

“Esto es importante para el país porque esta recomposición del estado va a traer mayor capacidad, va haber mayor fortalecimiento, flexibilidad y también va a haber ahorro en lo que es la racionalidad de los recursos del estado”, agregó Dávila.

Reforestar al país es la meta principal

Indicó que las reformas pretenden acoplar todas las demandas que realiza la población, a fin de organizarlas a las metas y realidades que tiene el Gobierno Sandinista en su lucha contra la reducción de la pobreza.

En el proceso de consulta a la reformas de la ley 290 se presentaron funcionarios del INAFOR, representantes del Ejército de Nicaragua, Presidencia de la República, MAGFOR y Asociación de Trabajadores del Campo. Dávila afirmó que tras escuchar los planteamientos de cada institución se procedió a firmar el dictamen favorable que fue apoyado por todos los legisladores de todas las bancadas representadas en la comisión.

El compañero Paul Oquist subrayó que la adhesión del INAFOR a la Presidencia de la República es un paso importante y dará mayor fuerza al proceso de reforestación del país, sobre todo cuando se requiere proteger nuestras fuentes hídricas ante grandes megaproyectos como la hidroeléctrica Tumarín y el Gran Canal Interoceánico.

“La reforestación en Nicaragua es muy necesaria y todos estamos de acuerdo con eso. Esa reforestación es por regeneración natural de las reservas, es por los proyectos silvopastoriles y agroforestales, es por plantaciones y es por el esfuerzo de los ciudadanos organizados”, dijo Oquist al resaltar la importancia que tiene para Nicaragua la Campaña Nacional de Reforestación que es apoyada grandemente por el Movimiento Ambientalistas Guardabarranco de la Juventud Sandinista y los estudiantes de secundaria del país.

Subrayó que esta campaña de reforestación es muy importante para el Gran Canal Interoceánico y Nicaragua ha sido bendecida con buenos recursos hídricos.

“Nicaragua junto con su posición geográfica puede construir un Gran Canal Interoceánico de grandes dimensiones, de dimensiones suficientes para poder atender los mayores barcos en el mundo, barcos que son tan grandes que no van a poder pasar por el Canal de Panamá aún después de la ampliación”.

Explicó que Panamá no puede construir un Canal más grande, porque no cuenta con los suficientes recursos hídricos, mientras Nicaragua presenta las condiciones adecuadas y se debe trabajar por potenciar nuestras fuentes de agua y una manera de hacerlo es reforestando.

“Este es el siglo del Cambio Climático y entonces para poder contar con el agua a futuro, hay que sembrar agua y la reforestación es muy necesario”, planteó Oquist.

Finalizó diciendo que el gobierno se prepara para enfrentar los desafíos de los próximos años, en materia de Cambio Climático, asegurando el recurso hídrico, la protección de nuestros bosques.

La iniciativa establece adicionar a la rectoría sectorial de la Presidencia de la República al Instituto Nacional Forestal, INAFOR y al Instituto de Protección Sanidad Agropecuaria.

El INAFOR se transforma en un Ente de gobierno descentralizado vinculado a la Presidencia de la República y entre sus funciones está el promover el uso racional y sostenible de los bosques en tierras del Estado, destaca la propuesta de reforma.