El Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Gobernación (MIGOB), Policía Nacional y Sistema Penitenciario Nacional (SPN), brindó un informe sobre la situación carcelaria del país ante el Subcomité para la Prevención de la Tortura.

Durante el encuentro de trabajo entre las autoridades nicaragüenses y los miembros del Subcomité, se presentaron de manera detallada los datos sobre la población carcelaria del país, avance en los planes de desarrollo del SPN, aspectos de educación, capacitación, prevención y restitución de los derechos para los y las privadas de libertad.

Enrique Andrés Font, miembro de la misión, remarcó que la visita del subcomité no es para identificar casos particulares sobre tortura, tratos o penas crueles, sino condiciones que hagan posibles esos hechos.

Además explicó que la visita permitirá al Estado nicaragüense identificar formas de trabajar y evitar que ese delito suceda en el país.

Aseguró que el diálogo entre el Subcomité y el Gobierno tiene carácter confidencial y aclaró que el informe que se desprenda al finalizar la visita, puede ser presentado cuando se considere pertinente.

Font manifestó que el modelo de prevención que Nicaragua implementó de manera transversal en la Estrategia de Seguridad Ciudadana y Humana que incluye a los centros penales, facilita el diálogo y la solución de problemas en el sistema carcelario.

En ese sentido, insistió en que la visita del subcomité tiene carácter preventivo.

Por su parte, Emilio Gines Santidrian explicó que la tortura existe porque la sociedad quiera que exista. Sin embargo, valoró que en el caso de Nicaragua se trabaja en el ámbito de la formación y sensibilización para evitar ese delito.

Gines aseguró que es necesario profundizar el trabajo en equipo con todos los actores del sistema (CSJ, PGR, PN, MIGOB, SNP) para sensibilizar a las autoridades.

SPN tiene como objetivo la reintegración social de los privados de libertad

El Viceministro de Gobernación, Carlos Najar, destacó que la estructura de mando de todos los órganos de seguridad humana y protección ciudadana, en el Ministerio de Gobernación, provienen de la lucha revolucionaria.

Recordó que el SPN apenas tiene 35 años de haberse fundado a raíz del derrocamiento de la dictadura somocista en 1979 y explicó que se trata de un sistema penitenciario humano, cuyo principal objetivo es transformar a los internos para reintegrarlos a la sociedad.

Najar afirmó que en Nicaragua no se tiene a ningún privado de libertad en los cuarteles militares, algo que sí sucedía durante la dictadura somocista.

Por otro lado explicó que el proceso de reducción del SPN que se vivió entre el año 1990 y el 2006, dio como resultado problemas de organización y coherencia operativa del sistema, lo cual desembocó en el hacinamiento de los privados en los centros penitenciarios.

Además aseguró que en esos años se provocó el deterioro de la infraestructura y se acentuó la insuficiencia del parque vehicular.

El viceministro explicó que fue a partir del año 2007 cuando nuevamente el Gobierno Sandinista, presidido por el Comandante Daniel Ortega, emprende un proceso de refundación del SPN, convirtiéndose en un órgano articulado, sólido y coherente, en consonancia a las políticas del estado definidas como parte del sistema de seguridad del país.

Entre los esfuerzos que emprendió el Gobierno Sandinista a partir del 2007 destacó la rehabilitación de la escuela para estudios penitenciarios, que ha formado a más de mil funcionarios, logrando incrementar la fuerza de funcionarios operativos en 69%.

Además, desde el 2007 el gobierno realiza esfuerzos de mejoramiento, ampliación y reemplazo de la infraestructura, invirtiendo 773.5 millones de córdobas. De los cuales el equivalente a 7 millones de dólares corresponde a dinero incautado al crimen organizado internacional.

Dijo que este año se ejecutarán 142 millones de córdobas para reducir en un 20% el hacinamiento y mejorar condiciones de vida de los internos.

En ese sentido, destacó que ya se construyeron dos pabellones con capacidad de 300 internos y cuartos conyugales en el Centro Penal de Tipitapa, además se han rehabilitado el sistema hidro sanitario de 5 de los 8 centros penales del país.

También destacó la construcción del centro especial de adolescentes en Bluefields, del centro penal de mujeres, el centro de máxima seguridad, el complejo productivo de granja para régimen abierto y semi abierto, y el sistema penitenciario para la RAAN.

Najar informó que la población penal de Nicaragua es de 10 mil 569 privados de libertad, de los cuales 306 son extranjeros, 30 adolescentes, 9 mil 961 varones, 575 mujeres, 102 miembros de distintas etnias, y 90 que tienen algún tipo de discapacidad.

Además refirió que la Procuraduría General de Derechos Humanos realiza inspecciones sistemáticas en todos los centros penitenciarios del país.

Asimismo, destacó el esfuerzo que se hace, desde el gobierno central, para dar continuidad a los programas educativos en diversos niveles de instrucción escolar; atención en salud general y especializada.

Explicó que existe un 27% de integración laboral, y que se construye un complejo industrial de materiales de construcción donde podrán trabajar entre 300 y 400 privados de libertad en régimen semi abierto y abierto.

En el caso de los penales de mujeres, detalló que se establecerán 4 centros de producción vinculados a actividades agrícolas y pecuarias.

Finalmente, el Viceministro explicó que el Gobierno tiene absoluta claridad que el problema no es sólo penitenciario, ni que la solución es la construcción de cárceles.

“El enfoque que le ha dado el Presidente Daniel Ortega a este fenómenos es de respuesta integral, en el que se involucra todo del sistema de justicia penal y los operadores de justicia, pero fundamentalmente desarrollando mayores esfuerzos hacia los programas del gobierno de carácter social, que permitan reducir los factores que generan la actividad delictiva y que promuevan la tranquilidad, la seguridad, la confianza y la Paz social del pueblo nicaragüense”, indicó Najar.

“Por ello el gobierno impulsa una política social dirigida a lograr una reducción significativa de la pobreza general extrema, enfocándose a brindar a los más pobres la prestación de bienes, servicios de salud, educación, agua, saneamiento, alimentarios, protección social, vivienda y capitalización, garantizándose la participaron del pueblo en decisiones y acciones gubernamentales a través de la estrategia de responsabilidad compartida”, agregó.

Gobierno trabaja arduamente en prevención social

Por su parte, la Jefa de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera, explicó que el sistema policial trabaja en pro de la prevención y se articula con el sistema de prevención social, en el que participan 100 mil personas voluntarias que trabajan en función de su propia seguridad.

Granera detalló que la Policía Nacional posee 506 celdas preventivas, con una capacidad para dos mil 913 personas, sin embargo, informó que actualmente existen 4 mil 795 personas detenidas en las celdas preventivas, lo que equivale a una sobrepoblación del 65%.

Granera indicó que esa sobrepoblación se debe a la difícil situación económica en que quedó Nicaragua tras 16 años de des-gobierno neoliberal. La Jefa policial resaltó que el Gobierno Sandinista está trabajando para hacer un cambio en la situación de los reos y mejorar sus condiciones carcelarias.

Señaló que 45.4% de los detenidos tienen una sentencia judicial firme y deberían estar en el Sistema Penitenciario Nacional, sin embargo, explicó que una vez que los privados de libertad sean trasladados al SPN los detenidos van a estar en mejores condiciones.

También informó que el 48.4% de los detenidos están bajo la figura de prisión preventiva y únicamente el 6% está en un proceso investigativo.

Detalló que el 91.9% de los detenidos en las celdas preventivas de la Policía son hombres y sólo 8.9% son mujeres, además hay 147 adolescentes y 412 miembros de etnias.

Resaltó que la atención a los detenidos está acorde a los lineamientos del Gobierno, enfocada en el respeto a los derechos humanos y a la reinserción social.

Además explicó que debido a la cantidad de detenidos con sentencia firme en varios departamentos, se han promovido iniciativas para potenciar el proceso de reinserción social, especialmente en León, Granada, Río San Juan, Estelí, RAAN y RAAS.

Por otro lado, Granera precisó que la Policía Nacional ha realizado 192 nuevas construcciones, de las cuales 49 son delegaciones en los departamentos que tienen celdas preventivas con mejores condiciones y que cuentan con espacios para tomar sol; y la construcción de 97 comisarías de la mujer y la niñez, forma parte del trabajo preventivo y proactivo de la Policía Nacional.

Durante el encuentro participó el Vicecanciller Orlando Gómez, quien recordó que a partir del triunfo de la Revolución Popular Sandinista la tortura nunca más iba a tener lugar en Nicaragua, “porque la filosofía del Gobierno Sandinista fue erradicar para siempre la tortura y cualquier tipo de trato que reduzca la dignidad humana”.

Nicaragua abre la puerta de todas sus cárceles

Las autoridades de Nicaragua se manifestaron anuentes a facilitar el trabajo del Subcomité para la Prevención de la Tortura, durante su estadía en el país.

De esta manera el Subcomité podrá visitar todos los centros penales y las cárceles preventivas de la Policía Nacional.

Los miembros del Subcomité manifestaron que durante su visita se entrevistaran con reos y verificaran las condiciones carcelarias del país, para luego emitir un informe que presentarán al Gobierno de Nicaragua.