Mónica Lewinsky, la pasante de la Casa Blanca que casi le hizo perder la Presidencia a Bill Clinton en 1998, reconoce 16 años después que se arrepiente profundamente de su romance con el mandatario estadounidense, destacó la BBC.

En una entrevista con la revista Vanity Fair, Lewinsky, de 40 años, habla por primera vez de su romance con Clinton, una relación por la que fue procesado en el Senado de Estados Unidos en un impeachment que estuvo a punto de terminar con su Presidencia, una de las más exitosas del siglo XX.

"El Presidente de aprovechó de mí", escribió Lewinsky, quien define su relación con Clinton como "consensual", citó la BBC.

Los republicanos no lograron sacar a Clinton de la Casa Blanca en 1998, aunque le abrieron un impeachment por mentir bajo juramento sobre su relación con la joven pasante.

Hillary Rodham Clinton, la esposa del ahora expresidente, no descarta la posibilidad de postularse a la Casa Blanca en 2016, por los que los republicanos no descartan usar el romance de su marido con Lewinsky en su contra, según la BBC.

"Me arrepiento profundamente de lo que ocurrió entre el presidente Clinton y yo", escribió Lewinsky. "Déjenme repetirlo: Yo. Lamento. Profundamente. Lo. Ocurrido", enfatizó, según BBC.

Recuerda que sufrió abusos y humillaciones cuando explotó el escándalo en 1998, en parte porque siente que la usaron com "chivo expiatorio" para proteger a Clinton.

"La Administración Clinton, la acusación, los políticos demócratas y republicanos y los medios me etiquetaron", aseguró. "Y esa etiqueta pegó porque ellos tenían poder", añadió.

El senador republicano Rand Paul, que según muchos también aspiraría a la Casa Blanca en 2016, asegura que los "jefes no deberían presionar a sus jóvenes pasantes". "Clinton se aprovechó de una chica de 20 años que era una interna en su oficina. No hay excusa para ese comportamiento depredador", dijo Paul, recordó la BBC.

Lewinsky dijo que habla por primera vez del caso para "darle un significado" a su pasado. "Tal vez compartiendo mi historia, piendo, pueda ayudar a otros en sus momentos de más oscura humillación", dijo. Quiere "involucrarse en los esfuerzos en beneficio de víctimas de humillación en línea y acoso para que comiencen a hablar en público de sus problemas" y de sus casos, explicó, según BBC.