Sony sorprendió al mundo de los videojuegos durante la feria de desarrolladores de videojuegos en San Francisco al revelar el ‘Proyecto Morpheus’, una plataforma de acceso a la realidad virtual que promete integrar finalmente el video a la industria de los videojuegos.

Según las especificaciones mostradas por Sony, la imagen se reproducirá en una pantalla LCD de cinco pulgadas a 1080p en conjunto, pero cada ojo recibirá una imagen de 960 por 1.080, lo que creará una sensación de profundidad.

‘Morpheus’ será compatible con PlayStation Camera y el mando de PlayStation Move, que será usado de forma similar a los controles inalámbricos de Oculus. “El jugador puede usar un mando PlayStation Move como un objeto tal como una espada“, pone Sony como ejemplo.

PlayStation Camera, por su parte, le permitirá al sistema conocer “la orientación y movimiento de la cabeza [del jugador] para que, cuando ésta rote, la imagen del mundo virtual se mueva de forma natural e intuitiva en tiempo real“.

Además de esto, Morpheus reproducirá el sonido de forma envolvente. Los sonidos podrán venir de frente, de un lado o arriba o abajo del jugador, lo que le permitirá crear la ilusión de estar escuchando los sonidos desde diferentes puntos del espacio.

La compañía lleva trabajando en esta tecnología desde el año 2010, pero cree que solo ahora los avances técnicos en pantallas y sensores permiten ofrecer una experiencia adecuada para el jugador.

En una entrevista exclusiva para VentureBeat, el presidente de Sony, Shuhei Yoshida, explicó que la tecnología está a años luz de ser depurada, a pesar de que ideas como esta o como el Oculus Rift avanzan muy rápido y pronto llegarán al mercado de consumidores. “Puedo ver otros 20 años de progreso en todas esas cosas” explicó.

“Aun estamos tratando de definir o descubrir qué funciona y quñe se necesita en tecnología en cuanto al hardware. Nuestro equipo siente que nos estamos acercando, pero hay algunas cosas que se necesita mejorar para hacer un buen producto”

De momento, el dispositivo está en desarrollo. Sin embargo se espera que el nuevo casco de realidad virtual llegue al mercado a finales de 2014 o principios del año 2015.