El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, considera que el uso excesivo de la fuerza por Kiev contra la población del sureste de Ucrania es motivo de gran preocupación.

"El uso excesivo de la fuerza es de gran preocupación en esta situación", reza la declaración de Rupert Colville, portavoz del comisionado de Derechos Humanos, citado por Itar-Tass.

Colville enfatizó que en la situación actual que vive Ucrania es muy difícil llevar a cabo las elecciones. "Si la situación se mantiene como en los últimos días va a ser muy difícil. Se producen graves violaciones, hay edificios cubiertos de llamas, matan a la gente en la calle", lamentó el Alto Comisionado, reiterando que "es muy difícil celebrar elecciones en tales condiciones".