Este lunes el Ministerio de Salud (MINSA), a través de la Escuela de Enfermería “Yolanda Mayorga”, inauguró el Primer Curso de Auxiliar de Enfermería en Salud Familiar y Comunitaria.

En este curso participan 500 estudiantes, quienes a lo largo de dos años se estarán formando como promotoras y promotores del modelo de salud que viene impulsando el Gobierno Sandinista a partir del 2007.

La directora del Sistema Local de Atención en Salud de Managua (Silais-Managua), doctora Maritza Cuan, afirmó que estas nuevas auxiliares de enfermería tendrán un perfil dirigido a atender a la comunidad y a la familia, pero con un énfasis en la salud ambiental.

Cuan recordó que la Escuela de Enfermería “Yolanda Mayorga” fue clausurada durante los gobiernos neoliberales, de tal manera que el Minsa en estos años había estado trabajando con las universidades para la formación de enfermeras.

No obstante, aseguró que el gobierno vio la necesidad de más auxiliares de enfermería, procediéndose por lo tanto a abrir nuevamente la Escuela “Yolanda Mayorga”.

De los 500 estudiantes que han iniciado el curso en todo el país, 35 son de las zonas rurales de Managua.

De acuerdo a la doctora Cuan, la idea es empezar a formar a personal oriundo de las comunidades donde el Ministerio tiene puestos de salud.

En este sentido, los jóvenes que son parte del curso aseguraron que el gobierno les está dando una gran oportunidad de llevar hasta sus propias comunidades una atención en salud de calidad y con el calor humano que implica este nuevo tipo de formación.

“El compromiso que estamos asumiendo es llevar a la comunidad nuestro servicio y nuestro apoyo”, expresó Wilfred Eliécer Palacios, 19 años y originario de la comarca Sabana Grande, del municipio de Managua.

La joven Francis Paola Pérez, de 19 años, dijo sentirse muy emocionada y agradeció profundamente al Comandante Daniel Ortega y a la Compañera Rosario Murillo la apertura de una carrera como esta.

Pérez, quien procede de San Francisco Libre, afirmó que ser auxiliar de enfermería requiere de los estudiantes mucho compromiso con sus comunidades y con los pacientes que atenderán luego de dos años de formación.