El Faro del Parque de la Paz fue demolido por trabajadores de la Alcaldía de Managua, porque su base estructural sufrió severos daños por los sismos que afectan el pacifico del país, por tanto representaba un serio peligro para las personas y vehículos que circulan por esta zona de la capital.

La decisión fue tomada luego que ingenieros y especialistas en infraestructura, hicieron una evaluación a todo el complejo, determinando que el Faro, tanto en sus bases como el resto de la construcción presentaba muchas fracturas y grietas, por tanto recomendaron su demolición inmediata.

El vicealcalde de Managua, compañero Enrique Armas, junto al director general de proyectos de la Alcaldía de Managua ingeniero Fernando Palma, destacaron que los daños eran tan graves y evidentes que el faro podía caerse incluso con un sismo de baja intensidad.

“Se ha estado viendo algunas instalaciones no tan viejas, pero que sí han resultado muy dañadas y precisamente en la zona de los escombros tenemos el Faro del Parque de la Paz, que fue construido a comienzos de los años 90, pero como ustedes pueden observar está sumamente afectado muy dañado a raíz de los temblores de toda esta semana. El Faro realmente se ha convertido en un peligro”, señaló Armas.

“El faro está aquí a la orilla de una de las avenidas más transitadas del país, está a la orilla del parque Luis Alfonso Velázquez donde convergen miles de niños y miles de personas todos los fines de semana. Todo el trabajo que se está haciendo aquí está confirmando que este faro tiene que ser demolido y se va a proceder a lo inmediato a su demolición”, agregó el vicealcalde.

El ingeniero Fernando Palma, subrayó que el faro representa un peligro para la población y que no van a esperar de la ocurrencia de un temblor para verlo caer y ponga en riesgo a las personas y trabajadores que circulan por esta zona de la antigua capital.

“Hemos sacado muestras de concreto, están las fisuras y son evidentes los daños”, señaló Palma.

El Faro estaba ubicado en el centro Parque de la Paz que se localiza en el costado noroeste del parque Luis Alfonso Velázquez Flores, en un área de cuatro manzanas.