Al salir el féretro del recinto de la Asamblea Nacional, los diputados le acompañaron en su recorrido por las cercanías de la Asamblea.

Muy conmovido el Diputado René Núñez, Presidente de la Asamblea Nacional, explicó que la sesión especial fue un importante homenaje a Tomás Borge, no solo con reconocerle toda la importancia de su gesta y de su pensamiento, sino también reconocer que transcendió las fronteras nicaragüenses.

“El legado político (del Comandante Tomás Borge) fue inmenso”, afirmó  Núñez.

Por su parte el diputado Jacinto Suárez dijo que el Comandante Tomás es un ejemplo para todos los revolucionarios nicaragüense y del mundo.

En tanto el diputado Edwin Castro, jefe de la Bancada Sandinista resaltó la “terquedad por el  cambio, terquedad y de lucha durante toda su vida por hacer una Nicaragua mejor para todos, pero además su generosidad, su solidaridad, esa solidaridad con la que vivió Tomás todo el tiempo y ese amor con el que vivió hacia  sus semejantes, inclusive hacia sus adversarios políticos”.

“El talante de Tomás crea un vacio, pero estoy convencido que el ejemplo, la mística y las enseñanzas de Tomás llenan con creces ese vacío que nos deja”, aseguró Castro.

“Esta ausencia física de Tomás es un incentivo hacia el Frente Sandinista y hacia la juventud; Tomás es un faro que alumbran a nuestra juventud, y los faros se encienden y se encendió ahora al entrar Tomás a la inmortalidad”, finalizó Castro.