Con el interés de salvaguardar y proteger la vida, trabajadores y maquinaria de la Alcaldía de Managua demolieron el antiguo edificio de la Lotería Nacional, por presentar serios daños estructurales que lo convertían en un peligro para decenas de familias del barrio Rubén Darío (antiguo barrio Candelaria).

Este edificio construido en 1939 y conocido popularmente por los pobladores de la vieja Managua como “El Palacio de la Suerte” fue evaluado por un equipo de especialistas en infraestructura, quienes recomendaron su demolición, porque en cualquier momento podría caer ante eventual sismo de superior intensidad.

El compañero Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua, aseguró que desde el 14 de abril se estuvieron haciendo estudios físicos a la antigua estructura, tomando en cuenta su valor arquitectónico y cultural por ser una obra representativa del viejo casco urbano de la capital, sin embargo los especialistas recomendaron su demolición.

Fidel mostró fotografías que mostraban diferentes ángulos del edificio, en cada una de ellas se notaba los daños acumulados que durante los últimos 75 años había venido sufriendo. La estructura se debilitó más con los sismos registrados en las últimas semanas.

“Una obra de 75 años de uso, aun sin daños sísmico, ya es una obra que debe ser revisada, sin embargo además del daño sísmico que es evidente que tiene toda la parte estructural, hay una serie de daños que no son estructurales, pero hay otro montón de daños y pueden ver las columnas principales el nivel de daños que tienen y después de hacer todos los estudios, todas las evaluaciones, la revisión del acero, la revisión del concreto, los especialistas de la Alcaldía de Managua y un equipo multidisciplinario de especialistas de otras áreas, nos dijeron que lo más recomendable era la demolición inmediata”, explicó Moreno.

Agregó que los costos de mantener en pie este edificio eran muy altos y que se necesitaba hacer una reconstrucción total para salvarlo “y dada esa circunstancias y dada la coyuntura que estamos viviendo lo recomendable era demolerlo”.

Con la demolición del antiguo “Palacio de la Suerte”, ya la Alcaldía de Managua ha demolido 47 edificios antiguos que representaban un serio peligro para las 412 familias que lo habían estado habitando después del terremoto del 23 de diciembre 1972. Todas estas familias se encuentran albergadas en las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Deporte (IND).

Moreno señaló que hay otros edificios de la antigua Managua que fueron rehabilitados y reforzados tras el terremoto de 1972 y por lo tanto por el momento no será necesario demolerlos, pero se les seguirá evaluando.

Antigua Catedral de Managua será reforzada

“Tenemos una serie de edificios que vamos a continuar evaluando, edificios y monumentos públicos que son necesarios profundizar su evaluación. Lo que quisiéramos trasladar al pueblo de Managua que a la hora que miremos que una estructura corre riesgo y pone en peligro a las familias no vamos a dudar en hacer las obras que se necesiten hacer, primero en hacer las obras de reparación si fuera el caso y si desgraciadamente no pueden ser salvada vamos a tener que seguir con el esfuerzo de demolición”, agregó el funcionario edilicio.

Al consultarle si la antigua Catedral de Managua ha sufrido otros daños con los sismos de las últimas semanas, Moreno respondió que también se ha evaluado y por el momento no tiene porque ser demolida.

Indicó que vino un equipo de especialistas extranjeros a evaluar el estado de la catedral y determinaron que tiene riesgos importantes, pero la municipalidad hará todos los esfuerzos para reducir los riesgos y de esa manera salvar esta joya arquitectónica de un valor cultural inmenso.

“Vamos hacer lo humanamente posible para salvar una obra de esta naturaleza, por eso hemos tenido acompañamiento de especialistas extranjeros que nos están haciendo una propuesta para poder iniciar unas labores de restauración, pero de momento no corre ningún riesgo de colapso, sin embargo de darse nuevos sismos tenemos que estar evaluando”.

En este edificio de la antigua Lotería Nacional y otras estructuras cercanas a este, habitaban 42 familias en total.
En el albergue del IND hay siete espacios distintos en el que son atendidos 412 familias que reciben atención médica, psicosocial, alimentación y un programa de recreación para los niños.