La Policía Nacional dio a conocer este viernes una disposición para la regulación y portación de arpones y ballestas o armas similares y sus accesorios, con el fin de proteger la vida, así lo dio a conocer a través de un comunicado el Comisionado Mayor Fernando Borge Aguilar, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

“Tal y como lo informó la primera comisionada Aminta Granera, por instrucciones de nuestro presidente, se ha procedido a crear una disposición número 008-2014, aprobando y poniendo en vigencia un manual para la regulación de la importación, comercialización, tenencia y uso de ballestas, arpones y otras armas similar y sus accesorios”, informó el jefe de relaciones públicas.

Así mismo destacó que esta nueva disposición se ha creado “considerando que la Policía Nacional tiene por misión constitucional, garantizar el orden interno, la seguridad de las personas y sus bienes, así mismo de conformidad con la ley 228 Ley de la Policía Nacional, tienen por misión proteger la vida, la integridad, la seguridad de las personas y la preservación de sus bienes”.

El comisionado Borge, expresó que recientemente se han recibido denuncias sobre el uso indebido de ballestas, harpones y otras armas similares, destinadas a actividades deportivas de caza y pesca, armas que usadas de forma inadecuada representan un grave peligro para la vida de las personas, su integridad y sus bienes entre ellos sus animales domésticos, atentando contra la seguridad y tranquilidad ciudadana y humana.

El presente manual, que contiene 9 artículos, entrará en vigencia a partir de su publicación en La Gaceta, diario oficial.

“Entre los artículos establece controlar con la misma rigurosidad todo el que tenga ballestas o armas similares debe tener permiso de la policía, además establece los requisitos para tenerla y poder portarla, registro en la DAEM, cómo comercializarla, cómo hacer la venta entre particulares”, puntualizó.

Además se dio a conocer los lugares en los que no se puede tener este tipo de armas, entre ellos en reuniones, marchas, hospitales, eventos religiosos y las personas que hagan uso de estas armas no pueden andar en estado de ebriedad, en caso de los menores de 16 años si andan en un evento deportivo deben estar en compañía de sus padres y los entrenadores, entre otras regulaciones.

El comisionado Mayor, resaltó que “las personas que al momento de la publicación del presente manual tengan en su poder ballestas, harpones o armas similares, debe acudir a las oficinas de la DAEM, de la delegación de la Policía más cercana a su domicilio para registrarlas y obtener la autorización correspondiente, presentando los requisitos establecidos en el artículo 2, pudiendo dispensarse la presentación de factura de comercial en caso de no poseerla, a tal efecto se establece un plazo de 3 meses contados a partir de la vigencia del manual”.

Sobre el caso de los llamados “flecheros mata-perros” el comisionado informó que “hay un grupo de sospechosos, además de artículos ocupados que ha sido decomisados y que se encuentran el laboratorio y que se darán los resultados cuando concluya el proceso de investigación”, finalizó.