Como parte de la jornada de celebración del 42 aniversario de la fundación de la Colonia Primero de Mayo, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, ofició una solemne misa en la Parroquia San José Obrero.

El Cardenal Brenes recordó que la fiesta en honor de San José Obrero fue instituida hace 49 años por el Papa Pío XII para proteger a los trabajadores, de tal manera que aprovechó para felicitar todos los hombres y mujeres nicaragüenses por celebrarse este jueves el Día Internacional de los Trabajadores.

“En general el pueblo nicaragüense es un pueblo trabajador, así que mi oración al Señor, a San José Obrero para que siga bendiciendo a todo nuestro pueblo trabajador, y ojalá que el día de mañana no exista ningún nicaragüense que no tenga un empleo”, refirió el prelado, destacando la importancia del Estado y de la iniciativa privada para garantizar más fuentes de trabajo para el pueblo.

Brenes felicitó especialmente a la Colonia Primero de Mayo, y recordó que son pocos los lugares donde se celebra esta fiesta de San José Obrero.

“Mis felicitaciones a esta Colonia, mis felicitaciones a su párroco, el Padre Montoya, un hombre joven, muy dinámico, muy trabajador y que también ya tiene varios años de estar aquí. Así que hoy nos alegramos con él, nos alegramos con todo el pueblo católico y con toda la población de esta colonia”, subrayó.

El Padre José Luis Montoya manifestó que como parte de esta celebración la parroquia estará realizando bautizos, confirmas y conciertos.

Tradicional feria

Además de las actividades meramente religiosas los pobladores han organizado la tradicional feria sobre la calle principal de la colonia. Allí los niños, los jóvenes, los adultos, los ancianos y la familia en general pueden disfrutar de brinca brincas, comidas, música, los juegos mecánicos y toda una variedad de actividades recreativas.

“Esta es una felicidad para todos nosotros. Nuestra colonia celebra con alegría su aniversario y nos complace mucho que nos esté acompañando el Cardenal Brenes”, indicó la pobladora Mireya Marcenaro.

De la misma manera se expresó María Ester Torres, quien sostuvo que lo más importante es celebrar el día de San José Obrero en familia, tal y como se hace en la Colonia Primero de Mayo.

“Como católicos tenemos que pedirle a San José Obrero que interceda por nosotros, para que nos proteja y estemos siempre unidos celebrando aquí en el lugar que hemos vivido toda la vida”, afirmó Torres.

Cabe destacar que las celebraciones en la Colonia Primero de Mayo tendrán una duración de tres días.