Este fin de semana largo es para muchos capitalinos una gran oportunidad para ir a visitar a sus familias o simplemente para salir de paseo a otros departamentos.

Por esta razón en las principales terminales de buses este primero de mayo se pudo observar una gran afluencia de personas, quienes maleta en mano se disponían a abandonar Managua por al menos dos días.

“Vamos a aprovechar que tenemos estos días libres para ir a visitar a nuestros parientes a occidente”, dijo la señora Eleyda Navas, quien se dirigía rumbo al sector de Jiquilillo, Chinandega, caracterizado por tener una de las playas más hermosas del país.

Navas manifestó que estos son tiempos de afianzar la unión familiar, por lo que consideró que fue “una bendición” que el gobierno dictara tantos días libres.

Para la pobladora Lorena Solano efectivamente fue muy buena la decisión del gobierno, pues en estos cuatro días van a poder hacer todo lo que dejaron pendiente en Semana Santa.

“En Semana Santa no pudimos salir a visitar a nuestra gente por los temblores, así que ahora estamos aprovechando esta oportunidad”, indicó Solano.

Durante este largo fin de semana uno de los principales destinos de los managuas son las playas de Pochomil y Masachapa.

De acuerdo al transportista Mauricio García, en estos balnearios todo está en calma, de allí que las familias tienen la gran oportunidad de ir unos días a relajarse.

García destacó que el pasaje a Pochomil y Masachapa tiene un costo de 29 córdobas.