La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, reflexionó sobre la partida física del Comandante Tomás Borge Martínez, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) la cual, recuerda: nos dejó una Nicaragua en Paz y para trabajar duro.

“Qué ironía y qué fortuna que nuestro fundador, el Comandante Tomás Borge, haya partido a la inmortalidad el 30 de abril, un 30 de abril como para recordarnos que nos dejaba una Nicaragua en Paz y una Nicaragua para trabajar duro, una Nicaragua de las y los nicaragüenses que trabajamos de verdad con ahínco cada día para salir adelante, para que la Patria salga adelante, para seguir adelante”, expresó la Compañera Rosario durante el acto conmemorativo del segundo aniversario del tránsito a la inmortalidad del líder sandinista y en el que también se celebra el Día Internacional de los Trabajadores.

“Luchamos, luchamos, luchamos y estamos convencidos, Comandante Tomás, que vamos a seguir venciendo, porque el triunfo de la Revolución que usted vio, Comandante, está en los ojos de estos muchachos que van cosechando las nuevas victorias, está en las manos de los trabajadores, de las trabajadoras, está en las manos, en el corazón de todas las familias nicaragüenses”, agregó la Compañera.

“Honor y Gloria a usted, Comandante. Con el corazón le decimos: vamos adelante, estamos adelante, estamos construyendo el porvenir y lo hacemos con el compromiso inalterable de Bien Común, de justicia, de Socialismo, Cristianismo, Solidaridad, de ternura, de poesía, de música, de canto y aquí está usted con nosotros, Comandante Tomás, cada día, todos los días, estamos haciéndole frente con Daniel a todos los retos, a todos los desafíos y sabemos que el futuro es nuestro, sabemos que luchamos para vencer y sabemos que podemos salir adelante con la fuerza, con el espíritu indomable del pueblo nicaragüense”, reflexionó Rosario.