El alto prelado nicaragüense en una edición especial del programa En Vivo de Multinoticias, evocó diversas vivencias y anécdotas que protagonizó con el comandante Tomás Borge Martínez, primero como Ministro del Interior (en los años 80) y después como diputado del Frente Sandinista.

“Creo que él es uno de los más notables autores de la reconciliación en Nicaragua”, subrayó Montenegro al momento de reflexionar sobre el peso histórico, político y social del comandante Tomás en la historia reciente del país.

El comandante Tomás y Montenegro vivieron diversas situaciones durante los año 80, el primero como Ministro del Interior y delegado del Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra y el prelado como representante de su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, ambos como promotores de la reconciliación y la paz de las familias.

Montenegro reconoció en Tomás, la entereza de aceptar sus errores, equivocaciones y sobre todo la virtud de pedir perdón por acciones ocurridas en el pasado.

“Nos estamos encontrando los nicaragüenses ante una encrucijada de la historia, se cierra una página de un hombre que la escribió desde muy pequeño, desde muy joven tengo entendido y comenzó a ser realidad sus ideales y lo hemos visto plasmado en todo el acontecer de la historia en estos últimos 30, 40 años”, dijo Montenegro.

También valoró en el comandante Tomás, la firmeza hacia el compromiso que tuvo para con el pueblo de Nicaragua, país al que le fue fiel y leal, sobre todo en sus principios de hombre progresistas y revolucionario.

“No hay duda que desde su óptica de su vida tuvo un compromiso con la realidad y con lo que pensaba que era lo mejor para el pueblo nicaragüense y la prueba está ahí, hemos visto horas y horas de desfile del pueblo nicaragüense, jóvenes, niños, ancianos, personas que se cuadran (subordinación militar) me imagino que son ex combatientes. Uno observa a la genta con lagrimas en los ojos, las expresiones (de dolor) eso te dice mucho del pueblo nicaragüense”, agregó Montenegro al resaltar el profundo cariño que le tiene toda Nicaragua a Tomás.

El alta jerarca católico mencionó algunas anécdotas vividas con el comandante Tomás, como por ejemplo una ocasión que llovió en pleno acto del X Aniversario (en 1989) de la Policía Sandinista (hoy Policía Nacional) y ambos se mojaron.

En esa ocasión en un gesto generosidad el comandante Tomás pidió una sombrilla para Montenegro, pero éste la rechazo y “le respondí si se moja usted, me mojo yo”.

También otra ocurrida en 1983 cuando Montenegro sufrió un terrible accidente automovilístico y de casualidad pasó el comandante Tomás con sus escoltas, y se prestó a auxiliarlo, lo que demuestra el carácter humanista del líder sandinista.

“Eso decía mucho de la personalidad de él, un hombre con unas ideas muy claras de lo que sentía y pensaba, y que las externaba, que eso es lo más importante, acerca de diversas cosas de la filosofía de la vida. Él te las decía con mucha claridad lo que pensaba, lo que él quería, pero siempre estaba a disposición a platicar, a estar en contacto”, reseñó Montenegro al tratar de brindar una semblanza de la personalidad del vice Secretario General del Frente Sandinista.