La Red de Jóvenes Comunicadores y el Movimiento Cultural Leonel Rugama se dieron cita en el Tecnológico de Hotelería, ubicado en Managua, para reflexionar sobre los aportes que sigue dando la extensa obra literaria del poeta-ensayista y revolucionario, Comandante Tomás Borge Martínez.

Durante su disertación, el bardo nicaragüense, Uriel Antonio Molina, recordó que el Comandante Tomás Borge, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), escribió importantes obras como la Paciente Impaciencia (Premio Casa de las Américas, 1989).

Molina destacó que el Comandante Borge fue muy querido por haber emprendido, junto a muchos líderes y héroes de la patria, la liberación del pueblo nicaragüense, al encontrarse sometido por una de las peores dictaduras ejercidas por el régimen somocista, circunstancias históricas que develó en sus libros publicados.

El compañero Angelo Romero, habitante del municipio de San Rafael del Sur, expuso que la obra literaria del Comandante Tomás es “aparentemente” poco conocida, sin embargo hay muchos estudiosos de la revolución nicaragüense que atienden con especial esmero los poemas, ensayos y crónicas del fundador del Frente Sandinista.

“Fue un hombre excepcional, grande, luminoso. Su trabajo, su entrega, su dedicación son ejes fundamentales que nos llena a la juventud de nuestros tiempos. Ahora, junto al Comandante Daniel, la compañera Rosario, el pueblo unido, estamos enalteciendo ese importante legado del Comandante Tomás”, manifestó Romero.

Los miembros de Juventud Sandinista 19 de Julio recordaron al Comandante Tomás Borge a través de la palabra y la música. El denominado ‘Encuentro de trova y poesía’, reunió a varios artistas emergentes de la capital, además de jóvenes que se han visto interesados en profundizar sobre los aspectos de la ética y estética de la obra literaria del autor de “Un grano de maíz”.