La Policía Nacional continúa las investigaciones sobre el caso del maestro pedófilo, William James Vahey, quien trabajó en el Colegio Americano Nicaragüense, y que luego de ser descubierto y denunciado ante el FBI por las autoridades del centro de estudios, se suicidó.

La Jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera, manifestó que las indagaciones preliminares de la policía “nos indican que no existen víctimas en Nicaragua”.

“No hemos recibido hasta el día de hoy ninguna denuncia oficial, ni padres de estudiantes que hayan indicado alguna afectación, aunque sí hay algunos padres que han expresado su deseo de hablar con nosotros y vamos a recibirlos en estos días”, aseguró.

Granera indicó que efectivamente la Policía Nacional ha establecido coordinaciones con el FBI, instancia con la que se ha intercambiado información. Recordó que la denuncia del maestro pedófilo la interpuso la directora del Colegio Americano ante el FBI y no ante la Policía Nacionals autoridades nacionales.

Además dijo que las víctimas del depravado están en otros países, la mayoría en Estados Unidos.

Granera explicó que la Policía Nacional está investigando de oficio el caso y que de encontrar alguna evidencia o algún indicio que indique la vinculación o responsabilidad de algún nacional en el mismo, actuarán de acuerdo a los procedimientos legales de Nicaragua.

La primera Comisionada dijo que una vez que el caso haya sido investigado por completo y estén las evidencias claras se darán a conocer mayores detalles.

“Nosotros hablamos en base a evidencia cuando hacemos una investigación. Nosotros tenemos una investigación abierta y vamos a hablar en base a los resultados y a las evidencias que encontremos”, refirió.

Además Granera confirmó que en ningún momento el pedófilo del Colegio Americano fue interrogado en Auxilio Judicial.