En entrevista concedida a la agencia “Rossiya Segodnya” con motivo de la visita a Managua del canciller ruso, Serguéi Lavrov, la viceministra de Exteriores y embajadora de Nicaragua ante la ONU, María Rubiales, habla de las posibilidades para estrechar los vínculos entre los dos países.

- ¿Qué espera Usted de la visita del Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia a Managua? ¿Cómo podría desarrollarse nuestra cooperación bilateral, y cuáles serían nuevas líneas posibles del intercambio comercial?

- La visita del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia a Nicaragua vendría a consolidar las relaciones de fraternidad, solidaridad, y visión común de la problemática mundial ya existentes entre nuestros Pueblos y Gobiernos. Rusia y Nicaragua comparten los mismos Ideales de un mundo justo, un mundo en paz, donde los pueblos y Gobiernos del mundo puedan desarrollarse y llevar bienestar a sus pueblos sin injerencias externas y dentro del marco del derecho soberano de cada Estado a escoger su propio sistema político, económico y social de acuerdo a sus intereses soberanos.

Rusia y Nicaragua tienen por delante inmensas posibilidades de desarrollar la cooperación bilateral e intercambio comercial.
En ese sentido es importante avanzar en la firma de un tratado comercial para obtener accesos preferenciales al mercado ruso y viceversa.

- ¿Cómo Nicaragua podría apreciar lo que está pasando entre Rusia y Ucrania? ¿Sí hay entendimiento de los procesos en Crimea y en el este de Ucrania? ¿Se podría hablar en un futuro sobre el reconocimiento formal de la adhesión de Crimea a Rusia?

- Nicaragua comprende perfectamente bien lo que ha sucedido en Ucrania y hemos expresado contundentemente que lo que ha sucedido es parte de la política de EEUU y sus aliados de la OTAN, dirigida a crear movimientos subversivos con el objetivo de derrocar regímenes electos democráticamente, que no se pliegan a los intereses de EEUU y sus aliados.

Además, en el caso de Ucrania se suma la intención de estas fuerzas de cercar y pretender aislar a la Federación Rusa. La situación de Ucrania no es diferente a los intentos de golpes de Estado y cambios de regímenes en contra de países de América Latina y el Caribe, África y Asia.

Apoyamos la decisión soberana del Pueblo de Crimea de escoger su propio destino, porque creemos firmemente en el principio de autodeterminación de los pueblos. Crimea eligió legalmente y nosotros reconocemos su derecho a hacerlo.

- Nuestra cooperación técnico-militar es bastante profunda. Hace poco, el señor Presidente Daniel Ortega declaró la intención de Nicaragua de modernizar sus Fuerzas Armadas con apoyo de Rusia. ¿De qué se trata concretamente?

- Antes que nada Rusia es un país con quien hemos tenido históricas relaciones de cooperación en todos los campos, incluido el militar, por tanto es lógico que en estos momentos que Nicaragua necesita fortalecer sus Fuerzas Armadas ante las nuevas amenazas que se presentan como son el narcotráfico o crimen organizado, busquemos el apoyo de nuestro amigo y aliado de siempre. Asimismo, y luego de la decisión de la Corte Internacional de Justicia de 2012, Nicaragua accede a un territorio marítimo inmenso con necesidad urgente de fortalecer nuestros medios navales para patrullaje de nuestra soberanía y control sobre nuestros recursos naturales.

- Nicaragua todavía no es uno de los destinos más favoritos para los rusos en la América Latina. ¿Cómo Usted podría apreciar el flujo turístico de Rusia y qué podría hacer Nicaragua para incrementar la cantidad de los turistas rusos en su país?

- Efectivamente, todavía no somos uno de los lugares favoritos del turismo ruso en nuestra región, sin embargo tenemos todo el potencial para convertirnos en uno de ellos.

Uno de los elementos fundamentales para incrementar el turismo ruso a Nicaragua sería una mejor conectividad aérea, y esa pudiera ser parte de la cooperación bilateral de la cual hablábamos al principio. También Nicaragua necesita hacer más promoción de las ventajas turísticas que tiene como la diversidad de campos turísticos, playas, montañas, volcanes, pesca, turismo colonial, la seguridad ciudadana, los excelentes precios, y por supuesto, nuestra increíble belleza natural y el carácter abierto y amistoso de los nicaragüenses.

- La Carta Magna de Nicaragua no permite instalar bases militares extranjeras en el territorio nacional. ¿Pero se puede hablar sobre el régimen más fácil para la Armada de Rusia si entra por ejemplo en los puertos nicaragüenses durante sus expediciones lejanas? Se trata sobre el uso de la infraestructura. ¿Avanzan las negociaciones sobre este tema?

- Efectivamente, la Constitución de Nicaragua no permite la instalación de bases militares extranjeras en nuestro territorio, sin embargo entendemos que de lo que se trata es del uso de las instalaciones, de la infraestructura para que la Armada rusa pueda hacer uso de nuestros puertos y aeropuertos en escalas temporales para abastecimiento, etc. Además, dado que hay patrullajes conjuntos en nuestras aguas territoriales se trata de facilitar ese trabajo conjunto que estamos realizando. Nuestra Asamblea Nacional tiene la responsabilidad de autorizar estos permisos, permisos que han sido otorgados y seguirán siendo otorgados a las Fuerzas Armadas rusas y de otros países con quienes tenemos convenios de cooperación y patrullajes conjuntos.