El presidente de Ecuador, Rafael Correa, regresó hoy al país, tras una gira europea que incluyó visitas a España, Italia y el Vaticano, y que él mismo calificó de exitosa.

Hola, país querido! Llegamos a las 06:00 (hora local) de una gira muy exitosa por Europa. Como saben, estuvimos en España e Italia, publicó el mandatario este lunes en su cuenta de Twitter.

Correa también recurrió a esa red social para comentar su presencia ayer en la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, y señaló que soplan "vientos de cambio: Papa latinoamericano y dos papas en abrazo fraterno en el Vaticano".

Aseveró, sin embargo, que lo más profundo y emocionante fueron los encuentros que mantuvo con los migrantes ecuatorianos residentes en España e Italia, a los que agradeció por haber mantenido a flote al país con sus remesas, en los años posteriores a la crisis bancaria de 1999.

Jamás olvidar que gracias a su sudor y sacrificio, el país sobrevivió a la crisis de 1999, destacó el jefe de Estado, que en otro de sus tuits de este lunes dijo que tampoco se puede olvidar a los causantes del quiebre de los bancos, los cuales, apuntó, son los mismos que hoy nos hablan de "libertad individual", membrete para el neoliberalismo.

Durante su gira de una semana por Europa, Correa recibió el título de doctor honoris causa de la Universidad de Barcelona, y se reunió con el rey Juan Carlos de España y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

También firmó y fue testigo de honor de la rúbrica de varios convenios de cooperación académica con al menos cuatro universidades españolas y otras instituciones científicas, como parte de los esfuerzos que realiza su gobierno para fomentar el desarrollo del conocimiento y del talento humano en Ecuador.

El sábado pasado visitó la ciudad italiana de Génova, desde donde emitió su tradicional informe de labores junto a miles de migrantes ecuatorianos, y fue recibido por las autoridades edilicias locales.