Esta semana el Gobierno Sandinista en conjunto con los gobiernos locales iniciará un segundo barrido contra los criaderos del mosquito transmisor del dengue, informó el secretario General de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), doctor Gustavo Porras, durante el Encuentro Nacional de Alcaldes, celebrado en la Universidad de Ingeniería (UNI)

Cabe señalar que estamos entrando a la semana epidemiológica número 17, que es cuando históricamente empiezan a incrementarse los casos de dengue, de tal manera que la idea del Gobierno es fortalecer los mecanismos de lucha contra esta mortal enfermedad desde el primer momento.

El doctor Porras dijo que si bien Nicaragua presenta índices de infestación por debajo del 5%, que es lo que solicitan los organismos nacionales, la epidemia de dengue del año pasado dejó claro que esto no es suficiente para asegurar la vida de los nicaragüenses.

Al respecto, aseguró que el barrido se realizará a nivel nacional, aunque los departamentos prioritarios serán Managua, León, Chinandega, Masaya y León.

A ello hay que agregar municipios específicos como Juigalpa y Matagalpa, donde también se redoblarán esfuerzos debido a que allí se están empezando a incrementar los índices de infestación.

La idea de este mecanismo de trabajo es tomar acciones preventivas antes de que se desate una epidemia.

La meta es que el índice de infestación esté por debajo del 1 por ciento, lo que daría a las autoridades y a las familias mucha más tranquilidad ante esta mortal enfermedad.

“Nosotros nos dimos cuenta con la epidemia anterior que hay zonas como Managua, donde vos podés tener índices de infestación bajos pero que por la alta concentración de población y por la alta movilidad, perfectamente se pude desarrollar un brote epidémico”, aseguró el doctor Porras.

Limpieza es fundamental

El alcalde de León, Roger Gurdián, explicó que este plan lo que busca es controlar el vector a través de las medidas preventivas que han orientado las autoridades.

Expresó que esto se realizará mediante visitas a los hogares, abatizando, fumigando, eliminando calaches y reportando al Sistema Local de Atención en Salud (Silais) los casos de dengue.

“Estas medidas preventivas tienen como finalidad la higiene, la limpieza, y la prevención de todo nuestro pueblo a través de medidas culturales que vamos poco a poco nosotros asimilando para volverlas parte de nuestro accionar y de nuestras actitudes en la vida cotidiana”, manifestó.

Por su parte el alcalde de Masaya, Orlando Noguera, señaló que a inicios de año el índice de infestación en esa localidad era superior al 5 por ciento, pero que poco a poco se ha ido bajando hasta llegar al 3.28 por ciento.

Noguera dijo que acciones como la abatización y la fumigación si bien son importante, algo fundamental para luchar efectivamente contra el dengue es la limpieza.

En este plan el gobierno a través del Minsa no sólo unirá esfuerzos con los gobiernos locales, sino también con la Juventud y los Gabinetes de las Familias y Comunidades.