El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió que entre junio y agosto podría estarse instalando sobre Nicaragua el Fenómeno del Niño, el cual trae un marcado déficit en el régimen de las lluvias.

El director de Meteorología del Ineter, Marcio Baca, aseguró que no se sabe con precisión la fecha exacta en que se presentará este fenómeno, no obstante, refirió que todo los centros internacionales del clima dan por un hecho que El Niño se está desarrollando en las aguas del Océano Pacífico.

“Es muy difícil poder precisar el mes en que lo vamos a tener presente, pero sí todos los modelos, absolutamente todos, están coincidiendo en que efectivamente vamos hacia un fenómeno de El Niño”, explicó Baca durante el Encuentro Nacional de Gobiernos Municipales realizado este lunes en la UNI.

Es importante destacar que el Ineter tiene años realizando investigaciones acerca de este fenómeno, de allí que ya se tienen elaborados escenarios que simulan la disminución de las lluvias en las distintas regiones del territorio nacional.

Este año el establecimiento del Invierno se estará dando después del 15 de mayo, y todos los pronósticos indican que las lluvias se representarán con normalidad durante ese mes, siendo por lo tanto junio el mes clave para el desarrollo de El Niño.

Baca aseguró que los productores deben tomar medidas para mitigar la disminución de las lluvias, como por ejemplo haciendo uso de semillas resistentes a la sequía y con rápido crecimiento, y también aprovechando las zonas húmedas para el incremento de la producción agrícola.

“Los déficit de lluvia se pueden mitigar si planificamos bien y si actuamos de la manera correcta”, subrayó.

Entre 30 y 50 por ciento menos lluvia

El experto en cambio climático y asesor del Ineter, José Antonio Milán, destacó que el fenómeno afectará a todo el país, de allí la necesidad de enfocar esfuerzos en el ahorro del recurso agua.

“No tenemos zonas específicas (de afectación). El fenómeno de El Niño históricamente ha afectado a Nicaragua disminuyendo las precipitaciones entre un 30 y un 50 por ciento, en dependencia de algunas regiones”, afirmó Milán, quien fue enfático en que la zona más vulnerable es la zona seca.

Para el enfrentamiento de este fenómeno las autoridades del Gobierno Sandinista estarán informando próximamente distintas medidas a tomar.