Una casa totalmente en cenizas y otras dos viviendas parcialmente calcinadas fue el saldo que dejó un súbito incendio generado la madrugada de este lunes en el Barrio San Jerónimo, Masaya.

Las viviendas, ubicadas frente al Colegio Santa Teresita, presuntamente se quemaron producto de un cortocircuito a eso de las 1:40 de la madrugada de este 28 de abril, descartándose pérdidas humanas.

Francisco Ramírez Fernández, propietario de la Panadería Fénix, indicó que su negocio, con más de 65 años de existencia, se salvó de ser alcanzado por las “grandes llamaradas”, sin embargo su casa –que queda en la parte frontal del terreno- quedó totalmente en cenizas.

“Fue en la madrugada cuando mi vecino me llamó y me dijo que me saliera, que se estaba quemando la casa. Cuando yo salgo del cuarto a la sala, miré las llamaradas, pero logré escapar”, relató.

Camioneta carbonizada

En el garaje interior de la casa de Fernández también se quemó su camioneta Toyota- Nissan (MY 3635), color roja.
“Tratamos de sacar el vehículo, pero ya no pudimos, porque le cayó todo el techo incendiado", refirió.

El poblador Ricardo Juárez, vecino del propietario de la Panadería Fénix, expuso que fue quien alertó a Fernández (Chico) “que se estaba quemando su casa”.

“Mi suegra, que vive en un segundo piso (de la casa), sintió el humo, entonces me avisó y yo inmediatamente escuché ladrar a los perros que están en mi patio, entonces le avisé inmediatamente a Chico”; explicó.

Juárez indicó que en vista que en su patio, en días anteriores había instalado una piscina inflable a sus niños-, ocuparon esta agua para, inicialmente, apagar el fuego.

"Comenzamos a tirar agua -en baldes- de atrás hacia adelante. Las llamaradas eran grandísimas, hasta que llegaron los bomberos de Granada, Masaya y Managua, quienes sofocaron el incendio teniendo con algunos problemas”, relató.

Peritos preparan informe

Por su parte, el Comandante Javier López, Miembro de la Dirección General de Bomberos, informó que actualmente esta institución, la Policía Nacional y los técnicos de prevención de Disnorte-Dissur se encuentran en proceso de peritaje, levantando un informe de los daños materiales.

En primeras horas de la mañana de este lunes, en medio de los escombros, las familias afectadas se autoevacuaron en casas de vecinos y otros pequeños negocios de la zona, tales como ‘Quesillos San Jerónimo y la ‘Funeraria La Católica y la Auxiliadora”.