El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha asegurado este lunes que las relaciones entre Irán y Nicaragua se fundamentan en profundas raíces culturales y ha abogado por su ampliación.

Ha reiterado que la República Islámica de Irán y Nicaragua han cimentado los principios de sus políticas en la independencia y la resistencia ante los poderes intervencionistas, y al encontrarse en dos regiones delicadas del mundo, siempre se han respaldado en círculos internacionales.

Rohani, que hablaba durante una reunión con el canciller nicaragüense, Samuel Santos López, también, ha elogiado el esfuerzo del Gobierno de Nicaragua en el establecimiento y protección de la seguridad y la estabilidad en ese país.

Ha indicado que es de suma importancia para Irán que el Gobierno y la nación nicaragüenses puedan realizar actividades a favor del desarrollo de su país en un ambiente estable y seguro.

Por otra parte, el mandatario iraní ha saludado la presencia del sector privado y los inversores iraníes en Nicaragua y ha pedido a los organismos pertinentes proporcionar a los inversores iraníes información suficiente sobre los campos que existen en Nicaragua para invertir.

Al expresar su satisfacción por reunirse con el presidente iraní, Samuel Santos López ha calificado de positivas las conversaciones que ha mantenido con las autoridades iraníes y se ha mostrado a favor del desarrollo de las relaciones Teherán-Managua en diversos campos.