Don Julio García de 73 años, habitante de la comunidad Guadalupe NO.1, sentado en una silla de madera en su humilde vivienda, dijo sentirse feliz y dichoso al ver por primera vez en su vida un sueño hecho realidad.

La luz llegó a su hogar, a partir de hoy ya no tendrán que quitarle las arrugas a la ropa con planchas de metal calentadas en el fogón, ni gastarán dinero a diario para poder cargar sus celulares o gastar en gas para encender un candil desgastado por los años de uso.

“En mis 73 años nunca habíamos visto nada de esto. Antes no teníamos nada, con los otros gobiernos solo los ricos podían tener energía, nosotros nos alumbrábamos con mechones de ocote (pino que desprende una resina que arde con facilidad cuando entra en contacto con el fuego), candil y focos porque el gas se ha estado escaseando. Ahora estamos alegres y es un alivio para nosotros en la comunidad. Los chavalos podrán ir mejor planchados a clases y sus tareas las realizaran de noche”, dijo García.

En la comunidad Guadalupe, sectores El Naranjo 1, 2 y 3, del municipio de Matagalpa departamento de Matagalpa, 88 viviendas en la que habitan 315 personas son las beneficiadas con esta nueva restitución de derechos, para esto se construyó una red de 2.64 kilómetros, siendo la inversión económica de C$ 1,359,841.14.

Adela Gonzáles de la comunidad El Naranjo N0. 2, manifestó que “En la casa nunca había visto energía, sin el apoyo del gobierno no se hubiera podido realizar esto. Mis hijos dicen que van a hacer el esfuerzo para comprar una plancha y un televisorcito para que nos distraigamos un rato”.

Muy emocionada recordó como planchan la ropa en su hogar, práctica que dejarán de hacer para usar aparatos eléctricos.

“La ropa la planchamos con plancha de fuego porque no hay otra manera y como es bien complicado a veces se plancha y en otras ocasiones no porque uno se calienta mucho y tengo que hacer más cosas en la casa”.

La energía domiciliar comunitaria viene a contribuir grandemente en el desarrollo social y económico de la comunidad matagalpina, ya que se tendrá mayor seguridad ciudadana, mejores condiciones de vida, suministro de energía constante y de calidad, además de mejoras en las comunicaciones.

Luis Hernández Sánchez, habitante de El Naranjal N0. 3, indicó que la comunidad se dedica a la agricultura, siembra de maíz, frijoles, maracuyá, naranjas, afirmando que pretende en un futuro cercano instalar una venta.

“Cuando se tiene fe en Dios todo se puede, por eso en un futuro quisiera poner una venta de hielo, agua, jugos, leche para sacar un dinerito extra. Me siento bien por este proyecto que vino a la comunidad. Nuca pensamos que esto iba a venir. El gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario es el único que nos está apoyando a nosotros los pobres que no tenemos un salario fijo y que vivimos de la siembra de granos y algunas frutas”.

Por su parte, Elí Roque en representación de ENATREL, enfatizó el compromiso del gobierno de restituir el derecho a la energía eléctrica comunitaria a las familias de los sectores más humildes del país.

“Nosotros como Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través de ENATREL, hemos llevado energía a todo el país. En Matagalpa se han inaugurado 20 proyectos de electrificación desde el 2013 a lo que va del 2014 y en el resto del año tendremos 13 proyectos más, beneficiando hasta el momento a unas 33 comunidades, siendo 7,800 personas beneficiadas y 1,362 familias, con una extensión de redes de 63 kilómetros con un monto de más de C$ 36 millones 800 mil córdobas”.

La Vice Alcaldesa de Matagalpa, María Elena Ocampo, destacó que el acceso a la energía permitirá que la educación sea de mayor calidad y en un ambiente más seguro.

“La escuelita de la comunidad Guadalupe por primera vez tiene energía eléctrica, este trabajo incansable del gobierno permite que los turnos de la tarde no sean tan cansados para los maestros y alumnos que casi no miran lo que se escribe en la pizarra, ahora con este logro la educación de adultos va a fortalecerse y afianzar más en esta comunidad”.