Los fuertes oleajes que azotan la costa del pacífico desde la madrugada de este sábado y hasta este domingo, específicamente en los sectores de Poneloya y Las Peñitas, no han causado sumersiones de veraneantes, ni daños materiales, según las autoridades del CODEPRED, COMUPRED y los mismos pobladores.

Sin embargo, EL 19 Digital y El Pueblo Presidente, observó que estas mareas altas y de fuerte oleaje se han acercado demasiado a las ramadas donde se ubican los comerciantes que venden mariscos.

Es importante destacar que las autoridades del Gobierno Sandinista a través de Policía Nacional y Defensa Civil, se han movilizado a estos sectores para acompañar a los comerciantes y demás pobladores para brindarles recomendaciones sobre qué hacer en caso de presentarse situaciones de riesgo.

La pobladora María de la Concepción Manzanares, quien habita en el sector de Poneloya y tiene un negocio (hecho de ramadas), frente a las playas de Poneloya, manifiesta que se le metió el agua bastante, “pero no es nada del otro mundo”, consideró.

“Las mareas de ayer (12 de la madrugada), fueron grandes, pero hoy ya bajó”, dijo Manzanares.

Por su parte, don Manuel de Jesús Calderón Pérez, poblador de Las Peñitas, expresó que todos los años sucede esto porque estas mareas eran de Semana Santa y hoy se retrasaron y cayeron hasta ahora.

Alexander Martínez, Coordinador de Juventud Sandinista 19 de Julio para los sectores de Poneloya y Las Peñitas, comentó que tienen a 60 jóvenes alertas, listos y dispuestos para cualquier imprevisto.