Fuertes vientos procedentes del Pacífico Sur y la inversión en el régimen de mareas, producto del surgimiento del fenómeno de El Niño en el Oceáno Pacífico Occidental, está provocando oleajes que se están percibiendo en Honduras y el Golfo de Fonseca, explicó la tarde-noche de este domingo el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER).

Marcio Baca, de la Codirección de Fenómenos Naturales del INETER, explicó que este es un fenómeno que normalmente se presenta bajo las condiciones climáticas y atmosféricas actuales.

En este sentido, aseguró que los pronósticos señalan que a partir del lunes o martes esta anomalía podría empezar a disminuir.

“Los centros de pronóstico están advirtiendo que ya posiblemente a partir del día de mañana (lunes) o pasado mañana (martes) ya esto tendrá que ir disminuyendo”, subrayó.

No obstante, afirmó que la población debe tomar todas las medidas de precaución orientadas por las autoridades del Gobierno Sandinista.

“El llamado aquí es a tomar las medidas pertinentes que nuestro Gobierno muy responsablemente ha estado emitiendo y está informándole a nuestra población de todos y cada uno de los fenómenos que se presentan en el país”, señaló.

Algo importante que explicó es que El Niño produce este fenómeno cuando “se invierten las circulaciones oceánicas” empujando “cierto acumulado de agua hacia las zonas costeras” cuyas duraciones pueden ser de horas y en algunos casos de varios días.

A continuación el comunicado íntegro del INETER:

Nota del Ineter

INFORMACION SOBRE LAS CONDICIONES (MAREJADAS) EN EL PACIFICO NICARAGÜENSE

Los oleajes que se vienen percibiendo en Honduras y el Golfo de Fonseca en Nicaragua, están relacionados con fuertes vientos procedentes del Pacifico Sur, y con el surgimiento del Fenómeno del Niño en el Océano Pacifico Occidental, el cual produce en sus inicios, inversión en el régimen de mareas, provocando que la circulación oceánica se dirija hacia nuestras Costas y todas las Costas de América Central.

Este es un fenómeno temporal que puede durar horas e inclusos días. No se esperan olas mayores de 9 a 10 pies, sin embargo, pueden incrementarse en número, velocidad y altura durante la pleamar (la noche) por lo que se recomiendan las siguientes medidas:

1. Alertar a nuestros pescadores de fuerte oleaje para que tomen medidas preventivas, sobre todo aquellos que tienen embarcaciones frágiles.

2. Nuestras embarcaciones pesqueras que estén en alta mar, deben informar sobre el régimen de olas que observen.

3. Los dueños de embarcaciones deben conocer este fenómeno y tomar medidas de prevención.

4. Nuestra población de las zonas costeras debe tener presente que este fenómeno puede hacerse más severo durante la pleamar (de noche) por lo que deben estar atentos, informar los cambios repentinos que observen en el oleaje y tomar medidas preventivas de auto evacuación de sus viviendas ante oleajes fuertes.

5. La población que disfruta del mar debe tener conocimiento sobre estas anomalías climáticas temporales, y tomar medidas para no adentrarse en el mar de noche y permanecer vigilantes.

6. El INETER, Dirección de Vigilancia Climática, recomienda la Prevención Responsable y Protectora a [email protected] las personas, familias y Comunidades de las zonas costeras del Pacífico; a Bañistas, Surfistas, Buceadores, Puertos, y a [email protected] los que habitan, trabajan, o visitan las playas, esteros, bocanas o desembocaduras de ríos.

7. El INETER emitirá nuevos Boletines y Notas desde la Vigilancia Permanente que estamos ejerciendo.

Managua, Abril 27 del 2014