La Juventud Sandinista, trabajadores y artistas nacionales rindieron tributo al Comandante Borge, donde más de 10 grupos musicales interpretaron trova, protesta y cantata erguida, del repertorio “Cantos a la Revolución”, de Takina Inca, el grupo Xolo Mancotal, Diego Aguirre, Osman Delgado, Tabú, América Vive y la Camerata Bach, entre otros artistas.

El evento estuvo organizado por el Movimiento Cultural Alexis Argüello de la Juventud Sandinista, además contó con la magnífica presencia de la esposa del Comandante Tomás Borge, la señora y también artista, Marcela Pérez, quien se mostró agradecida por el homenaje que han hecho al último fundador del Frente Sandinista que quedaba vivo; asimismo asistieron nietos, hijas y sobrinos del tayacán vencedor de importantes luchas.

Rodrigo Álvarez, miembro de la Juventud Sandinista, expresó que esa velada cultural y artística era para conmemorar a uno de los grandes héroes de la revolución, un héroe que tenía 82 años y como decía Carlos Fonseca Amador, es un muerto de esos que nunca mueren. En el mismo sentido, Álvarez dijo que la Juventud Sandinista 19 de Julio ahora, más que nunca, ha adquirido un compromiso con el Comandante Borge, porque fue él quien ya ha dejado un camino sin escollos, y con las libertades dispuestas a seguir triunfando.

De la misma manera se expresó Carolina Méndez, también de la Juventud Sandinista, quien aseguró que el Comandante Borge les ha dejado un legado imperecedero, siendo el tesón, la firmeza y un espíritu inclaudicable y siempre firme el que los guiará hasta alcanzar más victorias, y donde por fin se terminen las desigualdades sociales, como siempre deseó el fundador del Frente Sandinista.

Finalmente, Sandra Torres, del distrito 3 de Managua, y quien se encontraba muy animada durante el concierto, dijo estar agradecida con el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, quienes han estado apoyando una causa justa, como es rendirle el mejor homenaje al Comandante Tomás Borges. Asimismo, Torres externó que si no fuera por el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional el legado que ha dejado Borge estuviera pisoteado por una derecha a la que no le importan los valores históricos y que no cuida a sus símbolos revolucionarios.