A prácticamente dos semanas de ocurrido el terremoto los afectados del municipio de Nagarote se preparan para trabajar junto a las autoridades del gobierno en la edificación de viviendas más seguras.

Este miércoles por la tarde se realizó una asamblea con los afectados donde se les informó el procedimiento de entrega de los materiales de construcción, así como también todas las normas técnicas a cumplir para evitar una catástrofe como la ocurrida el pasado 10 de abril.

En el encuentro estuvieron presentes el Vice Ministro de Gobernación, Carlos Najar, quien aseguró que en Nagarote hasta el momento se han entregado materiales para reconstruir a 211 viviendas, a lo que hay que sumar 67 planes techos para las familias que reportaron techos dañados durante el terremoto.

Para la edificación de cada casa, las familias están recibiendo 50 bolsas de cemento, 30 láminas de zinc, 18 perlines, 270 golosos, 7 quintales de hierro de 3/8, 4 quintales de hierro de ½ pulgada, y 3 mil ladrillos de cuarterón.

Estos ladrillos están siendo comprados en las ladrilleras locales, lo cual ayuda a dinamizar la economía de los municipios.

“El mandato del comandante es entregarles a ustedes este material y acompañarlos en este proceso de construcción, de establecimiento de la vivienda en el marco de una responsabilidad compartida”, explicó Najar.

Todo lo necesario para una vivienda básica

El ingeniero Gustavo Sáenz, señaló que también se realizará una asamblea con los albañiles locales para explicarles cada uno de los parámetros de construcción que se requieren para una zona altamente sísmica. Además afirmó que durante el proceso constructivo 7 ingenieros estarán inspeccionando las obras y verificando el cumplimiento de las normas de calidad.

Afirmó que las viviendas tendrán 54 metros de construcción, con un dormitorio y una sala comedor.

Por su parte Alberto José García, uno de los protagonistas de este programa de reconstrucción de las viviendas destruidas por el terremoto, agradeció el apoyo del gobierno para garantizarles una vivienda segura para sus familias.

Destacó que el único aporte de ellos serán los clavos, los alambres de amarre, las tablas y el ayudante del albañil.

“Los materiales más importantes los va a poner el gobierno. Nos va a dar zinc, perlines, arena, lo que es el ladrillo”, afirmó García.

Paula del Carmen Vargas, es otra de las personas que tendrá una vivienda nueva luego que esta fuera destruida por el terremoto.

Mi casa “había quedado irreconocible porque las paredes que habían quedado totalmente dañadas”, afirmo.
Vargas dijo que las orientaciones técnicas son muy importantes para garantizar que sus casas no se les caerán nuevamente.

En términos monetarios el aporte de los protagonistas ronda los 550 córdobas, sin meter el ayudante del albañil.

El municipio de La Paz Centro, fue otro de los más afectados por el terremoto. De acuerdo a la alcaldesa Lesbia Abarca, el material necesario para la reconstrucción ya ha sido acopiado, de allí que ya son 88 familias las que han recibido todo lo necesario para el reemplazo total de sus viviendas.

Dijo que las necesidades de cada familia son diferentes, de tal manera que el material a entregarse va acorde a los daños registrados en sus viviendas.