El representante de la Cámara de Urbanizadores (CADUR) Ricardo Meléndez, informó que no se tienen reportes de viviendas dañadas por la intensa actividad sísmica que se mantuvo en el país por varios días, en las nuevas urbanizaciones y desarrollos inmobiliarios.

Meléndez afirmó que desde la ocurrencia del primer terremoto, hace casi dos semanas, se notificó a los socios de la cámara que informaran los problemas o afectaciones de las viviendas en sus respectivos proyectos, pero no se reportaron incidentes.

“Al día de hoy no hemos tenido ningún reporte, ninguna fisura o ningún problema en ninguna vivienda. De todas maneras estamos alerta y si en caso suceda algo el desarrollador debe ir a verificar si es un problema estético o es un problema estructural”, indicó.

Recordó que en los últimos años el sector privado ha construido unas 20 mil viviendas en el país y para este año se tiene previsto concretar la construcción de 4 mil viviendas más.

“Para nosotros es importante transmitir un mensaje de seguridad y de confianza a los residentes que lleguen a los proyectos. Desde el momento en que nosotros constituimos un proyecto y solicitamos la constancia de uso de suelos, en dependencia del volumen o del tamaño del proyecto, si son proyectos de más de 100 o 200 casas, nos exigen hacer estudios geológicos en el terreno que compramos”, afirmó.

Explicó que según las conclusiones de los estudios geológicos se determinan qué tipo de fundaciones se utilizarán para construir las viviendas.

“Desde el día que identificamos un terreno para construir, la alcaldía determina qué tipo de densidad, qué tipo de vivienda y qué tipo de fundaciones o qué tipo de sistema de construcción podemos hacer. Los sistemas de construcción que utilizamos son los más tradicionales, mampostería reforzada, mampostería confinada, concreto monolítico”, comentó.

No obstante, hizo un llamado de atención a la población para que tenga cuidado con la construcción. “Es ahí donde podemos tener más riesgo. Tenemos que ser más exigentes con los tipos de materiales que compramos, asegurarnos que sean aprobados por el MTI o que estas empresas sean aprobadas por el MTI, supervisadas por ellos mismos, tanto en el bloque, el acero, así como la mano de obra que uno contrata para el trabajo”, explicó.

“Hay que verificar bien, ese es el llamado que nosotros hacemos y a estar tranquilo. Temblores los vamos a seguir teniendo, esto no es una novedad, pero nosotros queremos transmitir confianza que estamos construyendo correctamente, ya han pasado varios días y todo está en orden”, agregó.

Finalmente explicó que las viviendas que se construyen en el país resisten los niveles de sismicidad o la intensidad de los sismos que pueden producirse, no obstante aclaró que aunque las viviendas pueden resistir un primer sismo, las replicas del mismo pueden ocasionar algunos daños y por tal razón es necesario que las familias se dirijan a zonas de seguridad cuando la actividad sísmica se intensifica.

Foto: archivo