La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, en nombre del gobierno de Nicaragua se solidarizó con el hermano pueblo y gobierno de México, y especialmente con las familias del Estado de Guerrero donde este viernes ocurrió un sismo de magnitud superior a los 7 grados

En comunicación a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades, Rosario expresó que tan pronto conoció de este fuerte sismo se comunicó con el embajador mexicano Rodrigo Labardini “para que transmitiera toda nuestra solidaridad al gobierno de México y al pueblo del estado afectado, el Estado de Guerrero”.

Rosario destacó que el epicentro de este sismo fue ubicado en distintos puntos, mientras que las magnitudes también fueron diferentes a pesar de las tecnologías actuales. En este sentido dijo que las páginas norteamericanas le dieron una intensidad de 7.5 y 7.3 las europeas; el USGS posteriormente lo ubicó en 7.2.

Recordó que el gobierno mexicano tiene un sistema de prevención, atención y mitigación muy bueno, el cual le permite salvar vidas.

Afirmó que en el caso de Nicaragua, ante la emergencia sísmica también se está trabajando con esas variaciones, pero siempre alertas a las recomendaciones.

Señaló que el mundo entero está siendo sacudido por distintos eventos de ese tipo, como por ejemplo en Indonesia y las Islas Sálomon, de allí que Nicaragua como un país de alto riesgo está obligado a permanecer vigilante y en alerta, pero sin perder la calma.