Buena cantidad de veraneantes acataron rápidamente el llamado de la Policía Nacional y la Cruz Roja de salir del agua en la laguna de Xiloá al momento en que se produjo un fuerte temblor en el sector a fin de evitar cualquier peligro.

El temblor se produjo aproximadamente a las 4 y 32 minutos de la tarde y buena parte de la personas que asistieron a disfrutar de la agua acataron el llamado de las autoridades.

Una oficial de la Policía Turística, dijo que el llamado que se hizo fue de evitar estar en el agua al momento del sismo, por lo tanto fue un llamado de alerta, de precaución por cualquier problema.

A eso de las cinco de la tarde algunas familias comenzaron a regresar a sus casas, sin embargo otros se quedaron bailando, comiendo o degustando sus platos preferidos en los distintos restaurantes.