Aproximadamente a la 1:45 de la tarde de este jueves arribó a Nicaragua el avión Boeing 727 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana. La aeronave, enviada por el Gobierno del Presidente Rafael Correa, trajo un cargamento de 8 toneladas de ayuda humanitaria, consistente en medicina básica, kits de limpieza y alimentos, ante la difícil situación que atraviesa el pueblo de Nicaragua al ser afectado por tres terremotos y una intensa cadena de sismos.

El cargamento vino acompañado por una delegación de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo y miembros de la Cancillería del Ecuador, quienes ratificaron el apoyo del pueblo y Gobierno del Presidente Rafael Correa.

La delegación ecuatoriana fue recibida por el Secretario Ejecutivo del Sinapred, Compañero Guillermo González, la Ministra de Salud, compañera Sonia Castro y el Vicecanciller Orlando Gómez.

Al descender de las escalerillas del avión, la compañera Aminta Buenaño, recién designada Embajadora del Ecuador en Nicaragua, manifestó estar encantada de estar en esta tierra de Sandino y del gran poeta universal Rubén Darío.

“Quiero expresar a nombre de mi país y a nombre de nuestro Gobierno toda nuestra solidaridad y apoyo para el pueblo de Nicaragua. Nicaragua es un país amigo, un país históricamente muy hermano del Ecuador, y por eso nosotros nos hemos hecho presentes en este momento en que se está viviendo una situación dura de desastre natural”, manifestó.

Desde el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, la embajadora indicó que este cargamento de ayuda humanitaria es parte de la política del Gobierno del Presidente Rafael Correa, lo cual establece relaciones de amistad y solidaridad entre ambos pueblos hermanos.

“Recuerden lo que decía el Che: “La solidaridad es la ternura de los pueblos”, y esta es la manera como se expresa nuestra ternura, nuestra amistad. Nosotros hemos estado completamente pendientes, y hemos estado muy preocupados por estos terremotos que han vivido, además que aquí en Nicaragua habitan aproximadamente 175 ecuatorianos”, indicó Buenaño.

Por su parte, el compañero Guillermo González, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), transmitió el agradecimiento al pueblo y Gobierno ecuatoriano por parte del Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Queremos transmitir el agradecimiento por este gesto solidario del Gobierno y pueblo ecuatoriano, que viene a reafirmar los lazos de hermandad entre nuestros países. Tengan por seguro que para nuestra gente, este gesto significa estrechar más esos lazos de hermandad. Nuestra gente con seguridad se va a sentir más acompañada, más segura teniendo el respaldo del pueblo y gobierno ecuatoriano”, manifestó González.

Ante el desplazamiento de la actividad sísmica hacia la capital y otros fenómenos relacionados con el Lago de Managua, por orientaciones del Presidente Daniel Ortega, en Nicaragua se mantiene la Alerta Roja Extrema. El Gobierno Sandinista se mantiene vigilante y en comunicación permanente con la población para que se tomen las medidas adecuadas, y se salvaguarden las vidas de las familias nicaragüenses.