La población del municipio de Nagarote en el departamento de León, se mostraron contentas con la llegada de unas 9 mil laminas de zinc y 8 mil bolsas de cemento, materiales que serán distribuidos a unas mil 300 familias, cuyas viviendas han resultado parcial o totalmente dañadas por una serie de terremotos registrados en la zona del pacifico nicaragüense.

Este material en parte fue donado por la empresa Holcim que aportó unas 2 mil bolsas de cementos, mientras el Gobierno Sandinista adquirió 6 mil en una primera etapa, cifra que podría incrementarse en 4 mil más según las necesidades de la emergencia ocasionada por los sismos.

El proceso de reconstrucción de las viviendas dañadas o colapsadas por los sismos ha iniciado en algunos barrios de Nagarote, mientras en otras zonas aún se realizan las evaluaciones que permitirán definir concretamente cuantas viviendas y qué tipo de daños sufrieron.

“Toda Nicaragua está alerta y nosotros como empresa privada no podemos quedarnos atrás, estamos contribuyendo con el gobierno, tanto local como a nivel nacional de lo que nosotros como empresa privada estamos haciendo, entregamos dos mil bolsas de cemento y el gobierno también tiene un convenio con la planta”, dijo Danny Totoy, Gerente de Operaciones de Holcim.

Al menos unas 12 rastras cargadas de las bolsas de cemento y láminas de zinc llegaron a las 2 de la tarde de este martes al municipio de Nagarote, mismas que fueron ubicadas para su descargue en el Estadio Municipal de Béisbol.

El paquete solidario de construcción para las familias de Nagarote, consta de 30 laminas de zinc, 270 golosos, 12 perlines de ½ x 3, 11 perlines de 2 pulgadas por 4 y 20 bolsas de cemento. Además si el caso lo amérita de bloques, piedras canteras, arena, entre otros artículos necesarios para que estas familias vean nuevamente sus casas en pie.

Calma y paciencia a familias

El alcalde de Nagarote Juan Gabriel Hernández agradeció al Gobierno Sandinista por responder de forma inmediata a la emergencia y acompañar solidariamente la emergencia que viven las familias.

Pidió a las familias paciencia y calma para iniciar la construcción de las viviendas, pues la sismicidad que aun vive Nicaragua, ha impedido arrancar de lleno con esta tarea.

“Tenemos que tener paciencia y calma, estamos haciendo hasta lo imposible para que todo lo que va entrando llegue directo a la mano de los protagonistas, para que sus derechos estén resguardados. Las familias deben tener confianza en Dios y confianza en nuestro gobierno. El Presidente Daniel Ortega con sabiduría y junto a la compañera Rosario Murillo, nos han venido advirtiendo de esta situación que podía suceder y hemos venido preparándonos todos desde hace mucho tiempo, comprendemos que estamos nerviosos y todos estamos pasando por los mismos sentimientos y todos tenemos que sentir la misma solidaridad”, señaló Hernández al momento de recepcionar el material de construcción.

Detalló que el último censo (podría seguir aumentando la cifra de afectados) efectuado refleja que hay más de mil 300 viviendas afectadas, de estas 250 tendrán que ser reconstruidas totalmente, mientras el resto tendrán reparaciones parciales. Este miércoles se espera que inicie la instalación de zinc en un centenar de viviendas de Nagarote. También se entrega a las familias colchonetas, paquetes de alimentos, acción que está siendo apoyada por unos 500 jóvenes de la Promotoria Solidaria.

El compañero Evert Delgadillo, Secretario Político del FSLN para el departamento de León, dijo que gracias a la tarea de preparación ante desastres naturales, es que las familias están acatando las medidas orientadas por las autoridades.

“Es placentero escuchar que cuando se dio el terremoto aquí, las familias nos decían que gracias al Comandante Daniel, gracias a Rosario Murillo por haberse preocupado en enseñarnos los pasos que teníamos que realizar para enfrentar una situación de este tipo. Gracias a Dios no hay pérdidas de vidas humanas”, señaló Delgadillo.

Álvaro Pérez, afectado por los terremotos en Nagarote, se mostró complacido que el acompañamiento solidario del gobierno y de las empresas siga fluyendo a este municipio, lo que indica que las familias muy pronto retornaran sus labores cotidianas.
“Es algo bueno porque esa ayuda la necesitamos todos, somos felices porque vamos a ser beneficiados con esto. Toda está bien y hemos estado tomando las precauciones necesarias”, dijo Pérez.