Las familias de Managua que fueron afectadas por el terremoto acontecido el domingo, fueron visitadas por equipos de gobierno en cada distrito de la capital para hacer entrega de materiales de construcción para empezar a edificar viviendas dignas.

Cecilia González Molina, de 67 años, habitante del Distrito II de la capital, vio en horas de la noche de este domingo cómo años de esfuerzo se venían abajo tras el terremoto.

Ella habitaba en una humilde vivienda junto a tres familias más, entre nietas, hijas y bisnietos.

La vivienda de González es una de las nueve casas que el gobierno de manera inmediata está priorizando con la entrega de ayuda solidaria.

Esta entrega consiste en materiales de construcción como perlines, láminas de zinc, clavos, piedrín, arena, puerta, piedras, cemento, en fin todo lo necesario para poder construir en el menor tiempo posible una casa para que esta familia deje de dormir en la intemperie y puedan gozar de una vivienda digna y segura, gracias al compromiso del gobierno sandinista.

“Esto que hace el gobierno por nosotros es una gran cosa. Nosotras somos personas pobres, le doy gracias al presidente y a la compañera Rosario que se han preocupado por los damnificados del terremoto”.

Comentó que la experiencia vivida ha sido agobiante, pero que la vida de las casi veinte personas que habitaban en la casa colapsada no se vio en peligro porque acataron las recomendaciones del gobierno.

“Yo escuchaba tronar la casita desde los primeros sismos y fue este domingo que se vino abajo. Desde esos avisos nosotras decidimos salir afuera a dormir a la calle”, dijo González.

Agradeció al gobierno por la ayuda brindada de manera inmediata. “Cuando vinieron los personas mandadas por el presidente a vernos me alegré porque me dijeron que no me preocupara porque mi casita venía. Ahora veo que es una realidad y que el presidente cumple a la gente que lo necesita”.

Yeny Barrios, indicó que “Esto me parece bien. Ahora estamos más seguras sobre todo por los niños que los tenemos durmiendo en la calle por seguridad. Me acuerdo que el sábado pudimos dormir adentro a pesar que la casa ya estaba con fisuras, pero ayer con el mensaje de la compañera Rosario decidimos dormir afuera. A la hora del temblor ya estábamos dormidas al lado de los niños cuidándolos”.

Karla Núñez, Delegada del Distrito II, informó que la respuesta a estas personas ha sido inmediata.

“La casa es completa. Estará lista en pocos días y tendrá todo lo necesario con materiales de calidad, puertas seguras y un porche pequeño”, indicó Núñez.

Familias reciben paquetes alimentarios

En el Distrito dos como en el resto de los distritos, además de llevar los materiales de construcción, a estas familias se les entregaron paquetes alimenticios para que aseguren su alimentación en estos días mientras su vida vuelve a estar en normalidad.