Aunque en sus rostros se nota el temor, los pobladores de los diferentes barrios de Managua no se dejaron llevar por la situación y conservaron la calma luego de registrarse una serie de sismos la noche de este domingo 13 de abril.

En aras de conservar su bien más preciado, la vida y cumpliendo con las orientaciones y recomendaciones que brindaran las autoridades de Gobierno, muchos de estos pobladores optaron por salir de sus viviendas y pasar la noche lejos de cualquier estructura que pudiera poner en riesgo sus vidas.

Armados únicamente con algo de comer, agua, candelas, lámparas con baterías y las sillas donde se acomodarían toda la noche, los habitantes de barrios como Monseñor Lezcano, Santa Ana Sur, La Luz, Edgard Munguía, la colonia Máximo Jerez, entre otros, dejaron a un lado la comodidad de sus viviendas en búsqueda de tener mayor seguridad durante la actividad sísmica que vive el país.

“Nosotros estamos acatando todas las orientaciones que está dando el Gobierno y teniendo como precaución agua, candelas, fósforos y más que todo permanecer afuera de la casa toda la familia, vigilando a los niños y conservando la calma”, dijo Aurelio López, poblador del barrio Edgard Munguía.

“Las medidas están preventivas, su bolsito, el agua, la comida y a tener mucho cuidado, alejándose de los arboles, de los postes, de los cables de energía”, comentó Javier Chamorro, habitante del barrio Edgard Munguía.

En la zona del barrio Santa Ana Sur fue uno de los lugares donde las familias se notaban un poco preocupadas por las condiciones de las viviendas y edificios que aún se conservan de la vieja Managua, lo que podría representar un riesgo para sus vidas y donde algunas de las casas sufrieron afectaciones superficiales durante los seísmos de la noche del domingo.

Karla Rodríguez García, habitante de Santa Ana Sur, declaró que junto a su familia y vecinos decidieron salir de la casa y pasar la noche en la calle antes de perder la vida, ya que el edificio en el que viven es muy antiguo y en cualquier momento se puede venir al suelo, por lo cual esperan que en las próximas horas la Alcaldía de Managua los evacue y los lleve a un sitio más seguro.

“Aquí vivimos en unos escombros, necesitamos ser evacuados y pedimos que la Alcaldía nos venga a ver para llevarnos a un lugar seguro”, agregó Rodríguez.

La administración del hospital Salud Integral también cumplió con estas medidas orientadas por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega, de garantizar la vida de las familias nicaragüenses y en ese sentido decidió evacuar sus edificios y llevar a la zona del parqueo a los pacientes a fin de ponerlos a buen resguardo antes que sucediera una catástrofe.

“Pienso que es lo mejor, porque los temblores se dan constantemente y de pronto se puede venir encima el edificio, así que lo mejor es que hayan sacado a los pacientes para evitar mayores complicaciones, porque lo más importante es conservar la vida de las personas, mientras se calma todo esto”, dijo Darwin López, hermano de uno de los pacientes del hospital.