Momentos de tensión vivieron Managua en diferentes barrios, cuando la tierra se estremeció bajo los pies de los pobladores que se negaban a acostarse dentro de su viviendas y permanecían en las afueras, donde los tomó por sorpresa el movimiento sísmico de 5.6 grados según las mediciones del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER).

Sobre el movimiento sísmico, el doctor en geofísica, Wilfried Strauch dijo en conferencia de prensa del Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres (SINAPRED) que el nuevo movimiento sísmico sentido a aproximadamente a las 11.20 de la noche, fue el más fuerte de los sentidos a lo largo del día.

Este temblor de magnitud 5.6 grados se registró de acuerdo a las estimaciones del INETER a un kilómetro al sur del volcán Apoyeque, acercándose hacia el sistema de fallas de Managua, alejándose del volcán Momotombo y acercándose a el volcán Apoyeque, de acuerdo al doctor Strauch.

“Esperamos que se sigan produciendo sismos en la zona de Apoyeque, pero hasta el momento no tenemos razón para pensar que la actividad sísmica se trasladará a Managua, sin embargo Apoyeque está al borde del sistema de fallas de Managua, por lo tanto la recomendación es que hay que estar preparados, siendo lo mejor quedarse fuera de la casa si no es tan buena”.

De acuerdo a Angélica Muñoz, directora de sismología del INETER, este evento que fue sentido por toda la población de Managua, tuvo una profundidad muy somera de 5.4 kilómetros y registró una magnitud de 5.6 grados Richter, por lo que después de ese sismo las autoridades esperan que se presenten nuevas réplicas pero de menor magnitud.

Muñoz dijo “queremos transmitirle calma, pero pedirles que continúen aplicando las orientaciones del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo para que la población esté preparada”.

Seguir orientaciones del gobierno

Entre tanto el doctor Guillermo González, director ejecutivo del SINAPRED manifestó “la actividad sísmica se acercó muchísimo a Managua y los dos o tres eventos ocurridos en las últimas horas son evidencia de esa situación”.

Añadió el director ejecutivo del SINAPRED que “frente esto repetimos por orientaciones del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, que hay que guardar la calma, entender que estos fenómenos continuarán y lo que tenemos que hacer es adelantarnos y seguir las instrucciones que se han estado dando”.

Añadió que “lo más prudente es dormir fuera de la casa, escoger un lugar abierto, asegurarse que no hayan cables de energía eléctrica encima, no hayan postes, rótulos ni árboles que puedan caer, asegurar que las personas más frágiles de la familia, los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos o personas discapacitadas estén ´protegidos y que no vaya a caerle un objeto pesado que le provoque traumas”.

Recomendó además a las familias que se aseguren desconectar la válvula del gas, apagar las luces sino es necesario tenerlas encendidas en la parte interior, mantener una linterna y un radio de pilas a mano, así como asegurarse tener agua y alimentos y mantenerse juntos y en calma.