“Su legado va a estar permanentemente en nuestros corazones puesto que acá esta la solidaridad, la Fraternidad y el Amor y la Paz que nos une a toda Latinoamérica y el Caribe, por supuesto que debemos estar más unidos que nunca  y darle honor, hacerle honor y rendirle honores a un hombre con una sensibilidad tan extraordinaria que logró hasta perdonar a sus torturadores”, dijo Ávila.

La diplomática comentó que ella tuvo la oportunidad de conocer al comandante Tomás cuando fue jefe de campaña del Comandante Daniel Ortega Saavedra.

Explicó que la tristeza y la lucha del Comandante Tomás a la par del Comandante Carlos Fonseca dieron sus frutos hoy “en esta Nicaragua Socialista, Cristiana, Solidaria,  llena de muchísimo Amor, muchísima armonía y este es el legado que nos deja este hombre tan extraordinario  y que por supuesto nos va a seguir acompañando esté donde esté”.

Consultada sobre la salud del Presidente Hugo Chávez Frías, la embajadora indicó que el continua en una franca recuperación haciendo su tratamiento en la hermana República de Cuba y siguiendo adelante.

Ávila destacó la fortaleza, la fe y el amor que los nicaragüenses le han hecho saber y sentir al comandante Hugo Chávez, así como el amor y la fe del mismo pueblo venezolano en pro de su recuperación.