El Gobierno Sandinista continúa brindando respuesta a las familias del Municipio de Mateare afectadas por los sismos, esta vez los protagonistas son cuatro familias de los barrios María Rojas, Guadalupe Ruíz, Casimiro Sotelo y Javier Saballos, hasta donde llegaron los miembros de la Promotoría Solidaria y la alcaldesa del municipio a hacer efectiva la entrega de viviendas solidarias a las familias, cuyas casas quedaron totalmente destruidas por los movimientos telúricos.

Las viviendas con las que contaban estas humildes familias cuya ocupación es la pesca artesanal, estaban elaboradas a base de adobe, madera y techos de tejas, lo que facilitó la destrucción de las mismas con los movimientos, sin embargo la preocupación de las familias de no contar con un espacio seguro ha finalizado gracias a la respuesta inmediata que les ha brindado el gobierno una vez acontecido el siniestro.

A bordo de camiones, el material para la construcción de las viviendas llegó a cada una de las familias, las que con alegría y satisfacción señalaron que de no ser por el respaldo del Presidente Daniel Ortega, no podrían fácilmente edificar nuevamente su vivienda.

“Este apoyo que nos está brindando el gobierno es importante porque gracias a ellos ya voy a poder tener nuevamente nuestra vivienda la que se destruyó por completo con el primer sismo de jueves, nos llenamos de mucha tristeza al ver todo el esfuerzo de una vida reducido a escombros, sin embargo estamos claros de que lo material se recupera y más cuando contamos con un gobierno que nos brinda su apoyo” destacó Socorro Gómez.

Gómez habitaba en la humilde vivienda en compañía de sus dos nietos y sus hijos, los que de igual manera han recibido acompañamiento de la Promotoría Solidaria y las autoridades de la alcaldía, cumpliendo de esta manera con el mandato del Presidente Daniel Ortega de estar pendientes de las familias afectadas.

Otra de las felices protagonistas es la señora Marisol Acuña, quien aseguró que de no ser por el apoyo del gobierno muchas de las familias afectadas estarían enfrentando de manera más difícil la situación actual.

“La vida es lo más importante y aunque nuestra casa está totalmente destruida estamos contando con la bendición de Dios y el apoyo del gobierno el que ha sido importante, esto demuestra que realmente nuestro presidente se preocupa por lo que está pasando en nuestro país, la verdad es que siempre hemos estado acompañados por la alcaldía, el gobierno y los muchachos de la Juventud Sandinista y eso nos hace estar agradecidos” destacó.

Por su parte la compañera Miriam Salinas, alcaldesa de Mateare dijo que hasta el momento se han entregado 8 casas solidarias y de manera preliminar se contabiliza un total de 42 viviendas totalmente destruidas, 360 parcialmente afectadas, las que ya han recibido atención por parte del gobierno local.