Luego de pasar los últimos tres días durmiendo en el patio de lo que fue su vivienda en la comarca El Chagüite, la familia del señor Denis Arancibia recobró la esperanza de ver nuevamente levantado su hogar gracias a esa voluntad solidaria que viene impulsando el Gobierno Sandinista en conjunto con las alcaldías.

La familia de Denis es una de las muchas que se han visto afectadas por los terremotos que sacudieron la zona pacifica de nuestro país y que ahora comienzan el proceso de reconstrucción de todos esos hogares, que sucumbieron ante la fuerza de la naturaleza.

Denis y sus cinco hijos, su esposa han estado pernoctando en el patio de su casa, las viejas tablas que le servían de paren cayeron ante la violencia de los sismos, igual ocurrió con su techo de nicalit que quedó partido en decenas de pedazos al caer al suelo.

El Gobierno Sandinista en conjunto con las autoridades municipales en Managua están llevando las palabras de aliento y el acompañamiento necesario para que su vida vuelva a la normalidad, la alcaldesa Daysi Torres visitó a la familia de Denis para hacerle entrega de todo el material necesario que le permita reconstruir su vivienda, acción que también es apoyada por los jóvenes de la Promotoría Solidaria.

“Ya venía de mi trabajo de Zona Franca cuando sentimos el temblor y de repente mire el techo de mi casa caer, también las viejas tablas y hasta que toda se cayó. Gracias a Dios en la casa no había nadie y por eso no salimos lastimados”, dijo Arancibia.

En esta comunidad ubicada en la zona costera por el sector de la Universidad Nacional Agraria, solamente la casa de Denis se vino al piso, en el resto de la comunidad solamente ha sido el nerviosismo por los sismos.

“Cuando se dio el segundo sismo ya todos estábamos afuera, pero la casa ya estaba caída y ahora gracias a Dios ahora el gobierno del comandante Daniel Ortega me van a reconstruir mi casa. Lo importante que tenemos un gobierno bueno, que mira por los pobres y está ayudando en todo”, agregó Arancibia, que labora como operario de la Zona Franca.

La alcaldesa de Managua Daysi Torres, indicó que el gobierno en su vocación solidaria y de amor, está restituyendo el derecho a tener una casa que le brindará seguridad. La comarca el Chagüite está ubicada en el Distrito 6 de Managua, lugar donde 12 familias se vieron afectadas por terremoto de 6.2 grados en la escala de Richter que azotó la franja pacifica nicaragüense el pasado jueves.

Además de las viviendas solidarias, el gobierno en conjunto con la municipalidad está entregando materiales de construcción como bolsas de cemento, cuartones de madera, clavos, reglas, todo lo que tiene que ver para reparar las viviendas y en otros casos estructuras completas.

Orientando a las familias a tomar precauciones

Después de concluir la entrega de los materiales de construcción para levantar la vivienda solidaria, los funcionarios municipales se dirigieron a los barrios B-15, Oswaldo Manzanares y El Rodeo, donde pudieron conocer las medidas de precaución que están practicando las familias en caso de una emergencia mayor.

En estas visitas casa a casa, Daysi, Pineda y los miembros de los Comités Distritales o Barriales de Prevención de Desastres y los jóvenes de la Promotoría Solidaria, conversaron con las familias sobre la importancia de tomar las precauciones que ayuden a salvar la vida.

En el barrio B-15 la señora Carmen Suárez, explicó a la compañera Daysi, que una vez a las semanas los COBAPRED se reúnen con las familias para actualizar las medidas de emergencia, incluso hay familias que han elaborado sus propios croquis de las rutas de evacuación en sus hogares.

“El plan de seguridad consiste en hacer el croquis de su casa, saber cuáles son las entradas y las salidas, por donde podemos evacuar cuando haya una emergencia, tenemos hecho el cuadro familiar que consiste en las edades de las personas y tenemos el cuadro de enfermedades, de las personas que tienen enfermedades crónicas, discapacitados, etc.”, explicó

En el barrio el Rodeo Eveling Flores, miembro del COBAPRED andaba de casa en casa, dando el mensaje de prevención a todas las familias que gustosas dejaban entrar en sus viviendas a los brigadistas.

“La gente está contenta con nosotros porque nos mira que todos los días andamos en las calles recomendando por cualquier eventualidad que haya. Les orientamos que mantengan la calma, las salidas que se encuentren libres de objetos y que tienen que reconcentrarse en el campo de beisbol”, dijo Flores.

Erving Ñiamendez, manifestó que lo primero que hará en caso de una emergencia por los sismos, es llevar a sus tres hijas al campo, pues es el lugar que se ha orientado en los diferentes simulacros de terremoto que han realizado en los últimos años.
Este joven dice que la población ha estado al tanto de las recomendaciones que están dando las autoridades de gobierno, sobre todo las declaraciones que han venido realizando la compañera Rosario Murillo, a través de los Medios del Poder de la Familia y las Comunidades.

Daysi instó a las familias que habitan en edificaciones afectadas por el terremoto de 1972 o aquellas que resultaron seriamente dañadas por los sismos del jueves y viernes pasado, a poner en resguardo sus vidas y acatar las orientaciones de las autoridades.

“Las seguridad de la familia es lo más importante, la vida y que nuestro Presidente el comandante Daniel y la compañera Rosario están preocupados por alguna situación que pueda ocurrir y las familias no quieran salir, sin embargo se ha logrado llevar a las familias a los albergues, a lugares seguros”, dijo Daysi.

En los albergues del Instituto Nicaragüense de Deportes están 163 familias, compuestas por más de 300 adultos y 200 niños, que son atendidos por las instituciones del gabinete social del gobierno sandinista.