En un avión de la Fuerza Aérea Venezolana, la madrugada de este domingo 13 de abril llegó al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino un contingente de ayuda humanitaria proveniente de la República Bolivariana de Venezuela para asistir a las familias que fueron afectadas por los terremotos de 6.2 y 6.6 grados en la escala abierta de Richter que ocurrieron la tarde de jueves y viernes recién pasado.

El donativo consiste en 8 toneladas de alimentos perecederos y no perecederos, medicinas, frazadas, colchonetas, entre otros, mismos que fueron recibidos en la terminal aérea por el secretario ejecutivo del SINAPRED, doctor Guillermo González González y el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Nicaragua, José Javier Arrúe de Pablo.

“Son fundamentalmente alimentos y algunos otros elementos que pueden necesitar en los refugios, en las familias que han sido afectadas y que han quedado sin viviendas o por lo menos sin poder regresar a sus viviendas temporalmente”, expresó el Embajador Arrúe.

Por su parte el secretario ejecutivo del SINAPRED, doctor Guillermo González González aseveró que la presencia oportuna del Pueblo y Gobierno de Venezuela en las circunstancias que pasa Nicaragua en este momento, abre y fortalece los lazos de solidaridad que se han venido expresando históricamente entre ambos pueblos.

“Esta ayuda creemos nosotros que abre esperanzas para todas esas familias que fueron golpeadas por el terremoto y que están ahí, acompañadas por nuestro Gobierno, por las organizaciones sociales, por la Juventud y que ahora también van a sentir el calor del Pueblo y Gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela”, indicó González.

“Esto viene dirigido directamente para nuestro pueblo, nosotros hoy, esta noche con ellos vamos a planificar un poco como en las próximas horas estaremos llevando esta ayuda a las ciudades que han sido afectadas, estamos hablando de Nagarote, Mateare, la Paz Centro, Momotombo que son los pobladores que más sufrieron el impacto del terremoto”, dijo González.

Cooperación técnica e intercambio de experiencias

Además del donativo de avituallamiento, también arribó a nuestro país un equipo de expertos en sismología y de la institución de Protección Civil de Venezuela para contribuir en el análisis de las necesidades y de la situación sísmica que vive Nicaragua.

“La cooperación de Venezuela no se para en este avión, sino lo que el pueblo de Nicaragua necesita, pues Venezuela en lo que humildemente podamos colaborar lo haremos con muchísimo gusto, porque la integración y la solidaridad de los pueblos no es para sacarnos una foto porque suena bonito, sino que es la verdadera solidaridad fraterna de los pueblos, porque el dolor nicaragüense es el dolor venezolano, no hay ninguna diferencia, ni hay fronteras para cuando una desgracia de este tipo afecta a uno de nuestros países”, manifestó el Embajador Arrúe.

El diplomático venezolano afirmó que la presencia de las delegaciones permitirá el intercambio de experiencias entre los dos países dada la efectividad y repuesta inmediata de las instancias nicaragüenses ante los movimientos telúricos.

“Evidentemente ustedes nos pueden enseñar mucho porque tienen una experiencia muy amplia y el ejemplo que nos dieron ustedes con el terremoto de hace 48 horas es de un pueblo que sabe qué hay que hacer en unos momentos como los que sufrieron ustedes, es decir, todo lo que es la formación de todo el personal civil y luego todas las estructuras del Estado al servicio del pueblo, que pueden necesitar en un momento la atención”, añadió Arrúe.

Maxilime Vallejo, geóloga de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), señaló que sostendrán encuentros con los científicos y personal técnico nicaragüense para poder intercambiar información y ver cómo desde Funvisis pueden ayudar en la parte técnica, geológica, sismológica y gestión de riesgos.

“Hay que evaluar todos los escenarios posibles, porque no solo se trata de estos sismos que fueron además profundos, de alguna manera asociados a ese proceso tectónico llamado subducción, sino que tenemos que evaluar la sismicidad que se produce a pocos kilómetros de profundidad y ver qué tanto se pudo haber afectado por los esfuerzos que de alguna manera generaron estos sismos importantes”, dijo Miguel Palma, sismólogo de Funvisis.

El doctor González destacó que además de la ayuda humanitaria es importante estrechar los lazos de solidaridad entre los componentes técnicos que se necesitan para poder trabajar mejor la organización y lo que se tiene que hacer de cara a la situación sismológica.

“Este intercambio que va a haber entre los científicos venezolanos y los científicos nicaragüenses va a venir a fortalecer también todo el elemento del diseño de la estrategia que se tiene para darle mayor seguridad humana, mayor seguridad ciudadana a todos los nicaragüenses”, comentó el servidor público nicaragüense.

González subrayó que la presencia del director de Protección Civil, organismo venezolano homólogo al SINAPRED, contribuirá a abrir nuevas ventanas de solidaridad y colaboración entre ambas naciones.

“Queremos tener un intercambio con ustedes, con las autoridades de Nicaragua para nosotros copiar en cierta manera ese tipo de formación que le ha llevado al pueblo nicaragüense en este tipo de situaciones. […] como dijo el señor Embajador, cuenten con nosotros en cualquier cantidad necesaria de apoyo que sea requerido por el pueblo nicaragüense, pues ahí estaremos”, sostuvo Jesús Rivas, subdirector de Protección Civil de Venezuela.