El Gobierno Sandinista, liderado por el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, inició la mañana de este sábado la fase reconstructiva en viviendas que resultaron destruidas o parcialmente dañadas por los terremotos de 6.2 y 6.6 grados ocurridos el pasado 10 y 11 de abril (2014).

Las brigadas de Promotoría Solidaria, Juventud Sandinista y trabajadores de la Alcaldía de Managua iniciaron las labores de reconstrucción en al menos 13 viviendas del distrito III de la capital, mismas que fueron afectadas por los movimientos telúricos este jueves y viernes.

En un primer momento, las brigadas solidarias iniciaron fase reconstructiva en viviendas del barrio San Judas y Barrio Alexis Argüello N° 1, las cuales se vieron altamente dañadas con el fuerte movimiento de la tierra.

Daniel y Rosario envían apoyo solidario a familias

La compañera Daysi Torres, Alcaldesa de Managua, indicó que han llevado la ayuda y el saludo fraterno y solidario a estas familias de parte del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, quienes tras el desastre natural, orientaron el apoyo incondicional a estas familias nicaragüenses.

“Estamos haciendo entrega de lo que ahora serán las nuevas casas de estas familias, unas viviendas dignas, unas viviendas más seguras. Contamos con un Gobierno que ama a su pueblo y responde a las necesidades de su pueblo, y siempre está al lado de las familias”, manifestó la alcaldesa.

La vivienda de Ivania Zapata fue una de las que colapsó el jueves (10 de abril) en el Barrio San Judas, a causa del fuerte sismo de 6.2 grados en la escala de Richter. Las brigadas de la Promotoría Solidaria trasladaron a toda su familia a la Casa Héroes y Mártires. Esta mañana, el Gobierno Sandinista inició la demolición de la vieja estructura, para iniciar la construcción de una nueva vivienda.

“Me siento bien agradecida, con Dios, sobre todas las cosas, y al Gobierno del Presidente Daniel y la compañera Rosario, Dios los bendiga hoy, mañana y siempre”, manifestó la pobladora capitalina, quien además explicó que su casa –cuya estructura era de adobe- ya tenía más de 80 años, por lo que no aguantó los embates del terremoto.

“Para ser honesta yo no sabía ni para dónde agarrar al momento del sismo, porque la casa parece que nos iba a caer encima, fue horrible. Las paredes se desmoronaban, porque son de adobe. Un poco de tierra cayó sobre la cama, y yo no sabía ni por dónde sacar a mi madre”, relató Ivania.

Casas afectadas son totalmente reconstruidas

Augusto César Guadamuz, esposo de Ivania, recordó haber vivido el terremoto de 1972; y manifestó que pese a que el reciente movimiento fue un poco de menor intensidad, todas las familias del Barrio San Judas no dejaron de sentir la misma angustia y temor.

“Lo importante es que el Gobierno nos acompañó en todo momento, y nos sigue acompañando. Lo material se repone, lo importante es que ahora nos han apoyado. Se ha visto la solidaridad aquí, de como a la hora que pasan los desastres, sale la juventud sandinista y extiende su apoyo", expresó.

Simultáneamente, las brigadas de la Alcaldía de Managua trabajan en la reconstrucción de un muro que se vino abajo en la vivienda de Carolina Martínez, habitante del Barrio Alexis Argüello N° 1. Al colapsar la agrietada estructura, se vieron en peligro los vecinos, quienes durante el terremoto del pasado viernes, salieron despavoridos de sus casas cuando oyeron el estruendo al caer la lluvia de bloques de cemento.

Gabinetes de la Familia solidarios tras terremoto

La compañera Iveth Montes, habitante de este barrio y miembro del Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida, explicó que después de los terremotos, el Gobierno Sandinista ha garantizado alimento, agua, medicamentos y frazadas a algunas familias que han sido afectadas.

Por su parte, el compañero Javier Prado, Delegado del Distrito III de la capital, explicó que tras realizar un recorrido y evaluar las afectaciones, han sido identificadas 8 viviendas parcialmente destruidas y otras 5 con los techos colapsados. Hasta el momento, se han registrado unas 500 personas afectadas en 15 barrios y comarcas, los cuales están siendo atendidos en esta primera fase de atención y reconstrucción.