La Directora de Geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Angélica Muñoz, aseguró que la institución cuenta con una amplia red sísmica nacional.

Esta red está ubicada y distribuida de tal manera que en poco tiempo envían los datos necesarios para establecer la magnitud o tamaño de la energía liberada, la profundidad, y la localización.

Durante una reunión de la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, con los autoridades municipales, los delegados del Poder de las Familias y Comunidades y la Juventud, Muñoz expresó que Ineter ha venido fortaleciéndose tanto tecnológicamente como con la experiencia de cada uno de los profesionales que laboran en esa institución en temas de sismología, vulcanología y geología.

Señaló que esto permite brindar la información que requieren las autoridades en el menor tiempo posible.

Recordó que desde 1992 cuando se registró el tsunami en las costas de Masachapa, el personal de Geofísica trabaja las 24 horas del día.

“Confíen en que la información que nosotros les estamos brindando tratamos de hacerla en tiempo casi real”, afirmó Muñoz, quien señaló que antes la información era procesada en 20 minutos, pero que actualmente esto se realiza en apenas 2 minutos.

“Esta información inmediatamente la tiene nuestro Presidente, nuestra Compañera, nuestro sistema que es a quien nosotros tenemos que informar inmediatamente”, destacó.

Red sísmica nacional acertada

La directora de Geofísica indicó que esta tarde la red sísmica mundial localizó automáticamente un fuerte movimiento telúrico frente al Astillero. Sin embargo, destacó que la red nacional fue bastante acertada al localizarlo en la zona de Nandaime-Rivas.

“Dichosamente este sismo que ocurrió, fue muy profundo, fue por el orden de los 100 km (de profundidad), lo que realmente nos hizo respirar a nosotros con tranquilidad, sabiendo que no teníamos algún evento en las costas”, indicó.

Sismicidad tiende a reducirse

Muñoz afirmó que Ineter espera que la tendencia de esta sismicidad se reduzca ya que se está liberando la energía.
Al respecto dijo que los equipos han registrado muchos sismos de baja magnitud, que no son sentidos por la población. Aunque también a nivel local se han seguido sucediendo réplicas que no han superado los 4 grados de magnitud.

“Estamos también haciendo recorridos de campo y tratando de conocer, identificar qué falla o sistema de fallas se ha perturbado y nos tiene en esta etapa de vigilancia permanente”, subrayó la directora de Geofísica.